CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Curiosidades

Misterioso mensaje en la azotea de un hospital anima a los pacientes

Por CNN en Español

Por Jamie White

(CNN) — Se trata de otro tipo de misterio médico. Uno que alegra los corazones de aquellos que más lo necesitan.

En la nieve que se amontonó en la azotea del estacionamiento del Rush University Medical Center en Chicago, alguien escribió en letras grandes y claras: “HOLA MAMÁ, DIOS TE BENDIGA” (con una cara sonriente para la ‘O’, como un toque adicional).

Nadie sabe quién lo hizo, o por qué.

Pero el mensaje ha alegrado la triste situación de muchos, según Angela Washek, una enfermera en la unidad de cuidados intensivos del hospital.

Apareció la madrugada del domingo, luego de que Washek viera a un grupo de hombres corriendo sobre el garaje de estacionamiento.

“No sabía qué estaban haciendo”, dijo Washek.

Ella le puso más atención al asunto cuando la hija de una paciente se detuvo a ver por la ventana de la habitación 1155 y comenzó a llorar. Su madre aún no se había despertado de la cirugía.

Fue entonces cuando Washek se dio cuenta de que era más que un grupo de hombres jugando sobre un estacionamiento.

“La hija de mi paciente deseaba poder haber hecho algo así por su madre”, dijo Washek.

WGN, afiliada de CNN, fue la primera en informar del incidente.

Aunque tanto el destinatario como el remitente son un misterio, la alegría se esparció más allá de una sola persona. El mensaje podía verse desde más o menos 70 a 80 habitaciones del hospital, en cuatro plantas distintas que abarcan las unidades de cirugía, cuidados intensivos y oncología.

Deb Song, una portavoz del hospital, dijo que el sencillo mensaje inspiró a pacientes y a doctores por igual.

“Estamos tratando de averiguar quién escribió el mensaje allí, ya que ha puesto una sonrisa en el rostro de muchos miembros del personal y pacientes”, dijo.

El gesto está ahora cubierto por autos estacionados, pero el sentimiento del mensaje persiste.

“Nos recuerda”, dijo Washek, “a luchar por nuestras familias, así como por nuestros pacientes”.