(CNN Español) - Este domingo, en las elecciones para renovar alcaldes y prefectos, entre otras autoridades, el Gobierno perdió en las principales ciudades del país.

El presidente Rafael Correa dijo que después de estos resultados, será necesario enmendar algunos errores.

Tras 7 años de gobierno del movimiento Alianza País que lidera Correa, el panorama político ecuatoriano cambió y ese partido parece haber perdido la hegemonía.

Correa pidió licencia a la Asamblea Nacional —con mayoría de Gobierno— y ésta le autorizó participar en la campaña. El presidente recorrió el país auspiciando a sus compañeros y durante el período de silencio electoral realizó la acostumbrada sabatina.

En la tarde del domingo, Correa reconoció la derrota y dijo que dentro de Alianza País hubo problemas de estrategia política, así como sectarismos.

El mandatario admitió que fue un "muy importante revés" para su proyecto político.

El Consejo Nacional Electoral continúa en el proceso de tabular los resultados electorales, pero ha advertido que la tendencia es irreversible.