Por Adrian Covert, CNNMoney

Barcelona, España (CNNMoney) - Samsung presentó el smartphone Galaxy S5, una versión mejorada, pero no radicalmente diferente, del Galaxy S4 del año pasado.

Pero Samsung tenía un par de trucos debajo de la manga para su teléfono Android estrella. Samsung dice que el Galaxy S5 es a prueba de agua y resistente al polvo. La pantalla del teléfono se puede adaptar a fuertes condiciones de brillo y sombra. El Galaxy S5 también tiene un sensor de ritmo cardiaco incorporado y escáner de huella dactilar en el botón central.

Comparado con el modelo del año pasado, el Galaxy S5 tiene una pantalla más grande (5.1 pulgadas), un procesador más veloz (2 GHz) y una batería más grande. Pero ninguna de esas características representa mejoras sustanciales. La pantalla es 2% más grande, el procesador es 5% más rápido y la batería es 8% más grande que la del S4.

Una posible gran mejora es la cámara, ahora con 16 megapíxeles, comparado con los 13 megapíxeles de la cámara del teléfono anterior.

Pero hay algunas desventajas. El Galaxy S5 es ligeramente más pesado (media onza; 14 gramos) y más grande que su predecesor.

El Galaxy S4 nunca estuvo a la altura de su increíble promoción publicitaria, y las ventas fueron decepcionantes. De todas maneras es el smartphone Android más vendido, pero la reputación de Samsung estuvo afectada después de cambiar el Galaxy S3 y diciendo que tenía algo mejor.

Este año, Samsung intentó bajarle el tono al entusiasmo por la nueva edición. En vez del llamativo evento de lanzamientos en el Radio Music Hall el año pasado, ahora presentaron al S5 con una conferencia de prensa más discreta en el Mobile World Congress en Barcelona.

“Con el  Galaxy S5, Samsung regresa a lo básico, enfocándose en entregar las funciones que les importan más a los consumidores”, dijo JK Shin, jefe del departamento de móviles de Samsung. “Los consumidores esperan contar con herramientas que inspiren y los ayuden a mejorar sus vidas diarias”.

Samsung dijo que Galaxy S5 estará disponible en abril.