(CNN Español) - Murió el artista uruguayo Carlos Páez Vilaró a los 90 años.

El pintor, muralista, escultor, cineasta y publicista se autodefinía como "hacedor". Su partida deja un importante vacío en el panorama artístico uruguayo.

Pese a nacer en el seno de una familia acomodada del barrio de Pocitos en Montevideo el 1 de noviembre de 1923, desde muy joven demostró ser un espíritu libre, abierto al contacto con toda clase de mundos y personas.

Amante del rugby y del ciclismo, deporte en el que compitió de joven, muy pronto probó suerte en Buenos Aires, donde fue aprendiz de cajista en una imprenta.

Regresó a Uruguay para comenzar a desarrollar su carrera artística.

Su pasión era el candombe del carnaval uruguayo, un estilo musical heredado de los esclavos africanos de la colonia.