Científicos resucitan un virus gigante de hace más de 30.000 años

Por Jethro Mullen

(CNN) — Los científicos han devuelto a la vida un virus gigante de hace más de 30.000 años de antigüedad del suelo congelado en una región remota de Siberia.

Aunque este antiguo virus es inofensivo para la personas, los científicos detrás del descubrimiento advierten que el descubrimiento sugiere que el deshielo del suelo congelado en las regiones polares, como consecuencia ya sea del cambio climático o de la minería, podría resultar en amenazas para la salud humana.

El antiguo virus, llamado Pithovirus sibericum, infecta a las amebas y no a humanos o a animales.

Sobrevivió en el hielo de Siberia desde un período en que los lanudos mamuts y los tigres de colmillo de sable vagaban por la tierra.

Los científicos lo encontraron en la región autónoma de Chukotka, la región más al noreste de Rusia, la cual se encuentra al otro lado del estrecho de Bering desde Alaska.

Su descubrimiento fue informado por los investigadores, de instituciones francesas y rusas, en un artículo publicado esta semana en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos.

Resurgimiento

El descubrimiento del pitovirus "muestra que tan incompleta es nuestra comprensión de la biodiversidad microscópica cuando se trata de explorar nuevos ambientes", dijo el Centro Nacional para la Investigación Científica de Francia (CNRS, por sus siglas en francés).

Y lo que potencialmente podría ser mala noticia: el resurgimiento de otros virus "ya no es dominio de la ciencia ficción", explicó el centro.

Estos incluyen virus que se consideraban erradicados, como la viruela, cuyo proceso de replicación es similar al del pitovirus, según los científicos.

"Esto indica que los virus patogénicos para humanos o animales también podrían estar conservados en las viejas capas del suelo congelado, incluyendo algunos que han causado epidemias que se han expandido ampliamente a nivel mundial en el pasado", dijo Jean-Michel Claverie, uno de los coautores del estudio.

Muchos más genes

Los científicos anteriormente estaban conscientes de dos familias distintas de virus gigantes, Megaviridae y Pandoraviridae. Este último descubrimiento establece la existencia de una tercera familia.

Los virus gigantes contienen muchos más genes que los virus comunes.

El pitovirus tiene unos 500 genes, haciendo parecer más pequeños a los similares del SIDA e influenza, los cuales contienen unos 10 genes, según el CNRS.

Pero el pitovirus es a su vez ampliamente eclipsado por un virus gigante descubierto previamente, el pandoravirus, que contiene aproximadamente 2.500 genes.