Una niña con cáncer terminal cumple su deseo de montar en un unicornio

Por AJ Willingham, HLN

(HLN) - La vida a veces ‘apesta’. Hay casos de niñas inocentes que padecen de cánceres poco comunes y de padres impotentes que sufren por sus pequeñas. Por fortuna, la vida puede ser un poco mágica a veces también.

Summer Warren, de siete años, tiene un tumor cancerígeno inoperable en su tronco cerebral. Cuando la fundación Make-A-Wish le preguntó cuál sería su deseo más mágico, a ella se le ocurrió uno muy bueno: quería montar en un unicornio sobre de un arcoíris acompañada de su mamá.

Y así fue. Summer y sus amigos se reunieron en el gimnasio de la Escuela Primaria North County en Bonne Terre, Missouri, para un evento ideal para una princesa. Había cosas brillantes y de color rosa, tiaras y vestidos hermosos, y en el centro de todo estaba Summer y su unicornio, un poni disfrazado con un cuerno. En el suelo del gimnasio había un arcoíris para Summer y su corcel pasearan.

La rectora de la escuela, Emily Bach, incluso leyó un cuento mientras los alumnos ondeaban sus manos en apoyo a Summer.

“Había una vez una hermosa princesa llamada Summer, tan brillante como el sol, tan cálida como la brisa de verano y tan divertida como un día estival”, decía el cuento.

La familia de Summer tuvo que pagar los altos costos del tratamiento, y un grupo de Facebook fue creado para ayudarle y honrarla. Los doctores dicen que, con tratamiento, Summer podría compartir otro año de vida con su familia.