Por Bryony Jones, CNN

Londres (CNN) - La policía que investiga el caso de Madeleine McCann, quien desapareció a los tres años de edad de la habitación de un complejo turístico en Portugal en 2007, dice que están detrás de un hombre que agredió a otras cinco niñas británicas en hoteles en el Algarve entre 2004 y 2006.

El anuncio es el último avance en una larga y controvertida búsqueda de la niña desaparecida.

¿Cuándo y dónde fue vista Madeleine por última vez?  

Madeleine McCann estaba a punto de cumplir los cuatro años cuando desapareció del apartamento que ocupaba con sus padres en el complejo turístico portugués de Praia da Luz el 3 de mayo de 2007.

Sus padres, Kate y Gerry, habían dejado a Madeleine y a sus hermanos gemelos menores, Sean y Amelie, dormidos mientras ellos iban a cenar con amigos a un restaurante cercano de tapas.

Kate McCann dio la alarma alrededor de las 10 de la noche cuando volvió para ver a los niños y descubrió que Madeleine había desaparecido; la ventana de la habitación de los niños estaba abierta.

¿Qué ocurrió después?  

El caso despertó interés en todo el mundo, impulsado por una masiva campaña lanzada por los McCann, quienes son doctores de Leicestershire en el centro de Inglaterra.

Ofrecieron una alta recompensa a quien brindara información sobre el paradero de Madeleine, incluyendo contribuciones de la autora de "Harry Potter", JK Rowling, el magnate del pop Simon Cowell y el empresario Richard Branson.

Peticiones de ayuda para localizar a la niña desaparecida fueron hechas públicas por futbolistas, entre ellos David Beckham y Cristiano Ronaldo.

Los McCann viajaron mucho para hacer pública la búsqueda de su hija. La pareja, ambos católicos romanos, también visitó al entonces papa Benedicto XVI en Roma para pedirle que rezara a fin de que Madeleine regresara sana y salva.

¿Quiénes fueron los primeros sospechosos en el caso?  

La policía portuguesa identificó a Robert Murat, un hombre británico que vivía en Portugal, como un "arguido" o sospechoso oficial, más o menos 10 días después de haber iniciado la investigación; Murat negó las denuncias e insistió en que era inocente.

Los cargos en su contra fueron retirados más adelante, y recibió una disculpa e indemnización de varios periódicos del Reino Unido luego de llegar a un acuerdo fuera del tribunal con ellos por acusaciones de difamación.

En septiembre de 2007, los mismos Kate y Gerry McCann fueron identificados como sospechosos por los investigadores portugueses, en medio de informes de que ADN habian sido encontrado en un auto que ellos alquilaron semanas después de la desaparición de Madeleine. Ellos negaron enérgicamente tales acusaciones y la policía portuguesa cerró el caso en su contra en julio de 2008.

La pareja aceptó 1,1 millones de dólares en indemnización por difamación, y consiguieron disculpas en primera plana por parte de los diarios Daily Star y Daily Express del Reino Unido, por los informes que sugirieron que ellos estaban involucrados en la desaparición de su hija.

En 2011, Kate McCann habló con el Leveson Inquiry sobre la conducta de la prensa británica, y dijo que se sentía "violada" por la cobertura que los medios habían hecho del caso, en particular por la publicación de fragmentos de su diario en el periódico News of the World, que ya no se publica. Gerry McCann le dijo a Leveson Inquiry que el editor del periódico atacó verbalmente a la pareja "para que se sometieran" y participaran en una entrevista.

¿Qué pasó después de que el caso fue cerrado en 2008?  

Los investigadores portugueses les entregaron sus expedientes a los detectives privados de los McCann, quienes continuaron con el seguimiento a posibles pistas y datos, mientras la familia McCann y quienes los apoyan hicieron presión sobre las autoridades del Reino Unido para que abrieran su propia investigación sobre el caso.

Kate y Gerry publicaron un libro, titulado "Madeleine", sobre la búsqueda de su hija, en mayo de 2011. Ese mismo mes, la Policía Metropolitana de Londres empezó una revisión de la desaparición de Madeleine.

En octubre de 2013, la policía británica dio a conocer nuevos bocetos de los posibles sospechosos en el caso, con nuevas lineas de investigacion asociadas a una serie de robos en el hotel de donde Madeleine desapareció.

Una solicitud al programa "Crimewatch", de BBC, dio lugar a más de 1.000 llamadas del público; dos personas que llamaron identificaron al mismo sospechoso.

La policía en Portugal más adelante dijo que reabriría el caso.

¿Alguien ha visto a Madeleine?  

Personas han informado haber visto a Madeleine en lugares tan distintos como Marruecos, Holanda, Bélgica, Brasil y Nueva Zelanda, pero todas parecen haber sido falsas alarmas.

¿Qué creen los padres de Madeleine que pasó con ella?

Kate y Gerry McCann creen que Madeleine fue secuestrada, y que ella aún esta viva en algún lugar. La pareja regularmente solicita información sobre su paradero.

En mayo de 2009, dos años después de que Madeleine desapareció, Kate McCann le dijo a la presentadora Oprah Winfrey, de U.S. TV, que ella tiene la habitación de Madeleine preparada, y que la visita dos veces al día "solo para saludarla... solo para decirle que vamos a seguir haciendo todo lo posible por encontrarla".

Madeleine ahora tendría nueve años de edad, y se han dado a conocer imágenes sobre cómo se vería.

¿Cuáles son los sucesos más recientes?  

El 19 de marzo de 2014, la policía británica dice que estaban detrás de un hombre que agredió a otras cinco niñas mientras estaban de vacaciones en Portugal, en los años antes y después de la desaparición de Madeleine.

Los oficiales ahora están investigando una docena de crímenes posiblemente vinculados que ocurrieron en complejos turísticos cerca al lugar de donde la niña de tres años desapareció.

En cada uno de los casos, se tiene la sospecha de que un hombre descrito como de piel morena con pelo corto, oscuro y desarreglado, entró en los apartamentos vacacionales donde familias británicas se estaban hospedando en el Algarve.

En cuatro de los incidentes, niñas entre 7 y 10 años de edad fueron agredidas sexualmente en sus camas.