(CNN Español) — La Oficina Nacional de Emergencia de Chile confirmó que seis personas murieron y que unos 972.000 fueron evacuadas a raíz del terremoto de más de 8 grados del martes frente a la costa de Tarapacá.

Se reportaron ocho carreteras con cortes en distintos tramos y alrededor de 2.500 viviendas con daños, la mayoría de ellas en Alto Hospicio.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, declaró zona de catástrofe al norte de Chile.

LEE: El terremoto en Chile fue fuerte, pero habrá otro peor, según científicos

Durante un mensaje desde el Palacio de la Moneda en Santiago, la mandataria dijo que las autoridades viajaran a las zonas afectadas a fin de coordinarse en las tareas de ayuda y evitar situaciones de saqueo y desorden.

“El país ha podido enfrentar estas primeras horas de emergencia, le pido a las personas mantener la calma y seguir las instrucciones de la autoridad que hará todo lo necesario para asegurar la seguridad y proteger sus bienes, el gobierno seguirá trabajando para atender esta emergencia”, informó.

Al menos seis personas murieron en el norte de Chile, informó el Ministro del Interior, Rodrigo Penailillo. Las víctimas son cuatro hombres y una mujer, dijo. Dos murieron de ataques al corazón y tres aplastados, informó.

El papa Francisco envió un mensaje al arzobispo de Santiago de Chile, cardenal Ricardo Ezzati, en el que muestra solidaridad y expresa sus oraciones.

El Centro de Alerta de Tsunamis canceló todas las alertas y avisos en el Pacífico, incluidos Chile y Perú. Solo permanece una advertencia de tsunami para Hawaii.

Las clases fueron suspendidas en los lugares afectados, informó Bachelet.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) reportó una magnitud de 8.2 grados, el Centro Sismológico de la Universidad de Chile indicó que el sismo fue de 8.3 grados.

Olas de tsunami de hasta 1,80 metros se reportaron este martes cerca de la costa de Pisagua, y de hasta 2.13 metros en Iquique, según el Centro de Alertas de Tsunamis.

El USGS indicó que se habían registrado al menos 12 réplicas de entre 5,2 y 6,2 grados, tras el sismo cerca de la costa chilena.

La alerta de tsunami se mantenía activa hasta las 20:42 horas (tiempo de México) solo para Chile y Perú.

Antes habían estado en alerta Ecuador, Colombia y Panamá. Y se había emitido un aviso para que Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, Guatemala, México y Honduras también estuvieran prevenidos ante un posible tsunami. Pero esos avisos fueron cancelados.

Sin embargo, el gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, informó que el terremoto en Chile si tuvo algunas consecuencias en las costas de esa entidad, además pidió a la población que se encuentra en la franja costera estar atentos a los avisos que se emitan.

En un encuentro con medios, el subsecretario del Interior chileno, Mahmud Aleuy Peña y Lillo, dijo que hasta ahora no hay reportes de muertos ni de daños “graves” en viviendas.

En su cuenta de Twitter, el gobierno chileno pidió evacuar las zonas costeras "del territorio nacional".

El Centro Sismológico Nacional de la Universidad de Chile indicó que el sismo se ubicó 89 kilómetros al suroeste de la región de Cuya.

Ocurrió alrededor de las 20:46 horas, y tuvo una profundidad de 10 kilómetros, según el USGS.

Las autoridades chilenas informaron sobre la fuga de unas 300 personas de una cárcel de mujeres ubicada en Iquique, durante la emergencia por el sismo. Cerca de la media noche la Policía de Investigaciones de Chila informó que se recapturó a 16 mujeres.

El titular de Protección Civil federal en México, Luis Felipe Puente, dijo en Twitter que el sismo "podrá afectar Perú, sin afectación a costas mexicanas".

Protección Civil de Chiapas indicó que se esperan corrientes fuertes en los puertos del Pacífico, desde Jalisco hasta territorio chiapaneco, sin que haya riesgo para la entidad del sur de México, tras el sismo en Chile.

El 27 de febrero de 2010 un terremoto con magnitud 8.8 grados sacudió Chile. Fue uno de los más fuertes de los que se tenga registro en la historia moderna y causó la muerte de más de 500 personas. Dejó dos millones de damnificados y un millón y medio de viviendas afectadas, con un tsunami que afectó varias ciudades.

Con información de CNNMéxico.com