Por Laura Smith-Spark, Barbara Starr y Karl Penhaul

KIEV, Ucrania (CNN) — Tanto el gobierno de Ucrania como el de Estados Unidos señalan que las fuerzas rusas crecen en número cerca de la frontera oriental de Ucrania y que representan una amenaza a Ucrania y posiblemente a otros antiguos Estados soviéticos.

Es difícil determinar una cifra exacta en medio de las muchas posturas encontradas, pero Estados Unidos y Ucrania coinciden en que ha aumentado la presencia de soldados rusos en las últimas semanas.

Mientras tanto, Rusia señala que simplemente está ejecutando ejercicios en sus regiones militares del sur y occidente. Señaló que retiró un batallón de una zona fronteriza el lunes tras completar dichas maniobras, aunque la OTAN señaló que no puede confirmar tal retiro.

Esto es lo que las partes dicen sobre el aparente aumento de tropas rusas:

Estados Unidos:

Rusia podría tener hasta 40,000 soldados cerca de su frontera occidental con Ucrania, de acuerdo con dos funcionarios estadounidenses.

Sin embargo, los funcionarios subrayaron que este era tan solo un estimado basado en gran medida en las imágenes de satélite y agregaron que es difícil lograr un análisis sólido porque los rusos siguen moviendo sus unidades. A principios de la semana pasada, las autoridades estadounidenses calcularon que había más de 30,000, 10,000 más que de los que había 10 días antes.

El miércoles pasado, CNN descubrió que una evaluación de los datos confidenciales de la inteligencia estadounidense determinó que el que las fuerzas rusas entraran en el este de Ucrania era más probable de lo que se pensaba. El aumento de tropas parece evocar las maniobras militares de Rusia previas a la incursión en Chechenia y Georgia, tanto en cantidad de unidades como en capacidades, señalaron las autoridades estadounidenses.

Los puntos evaluados fueron:

• Los más de 30.000 soldados que se encuentran en la frontera son "considerablemente más numerosos" de los que se necesitan para los "ejercicios" que Rusia afirma haber llevado a cabo y no hay indicios de que estén maniobrando para regresar a sus bases de origen.

• Las tropas que están en la frontera con Ucrania cuentan con grandes cantidades de unidades "motorizadas" que pueden moverse rápidamente, además de artillería para defensa aérea.

• Las fuerzas especiales adicionales, las tropas aerotransportadas, los transportes aéreos y otras unidades que se necesitarían parecen estar en un estado de movilización mayor en otros sitios de Rusia.

• Los datos adicionales de inteligencia indican que hay más fuerzas rusas "reforzando" la región fronteriza, de acuerdo con funcionarios estadounidenses; todas las tropas están posicionadas para una posible acción militar.

• Estados Unidos cree que Rusia podría avanzar hacia tres ciudades orientales de Ucrania —Járkov, Luhansk y Donetsk— para establecer un puente terrestre hacia Crimea.

• Las fuerzas rusas están posicionadas en y alrededor de Rostov, Kursk y Belgorod, según informes de los servicios de inteligencia estadounidenses.

Durante una reunión informativa que se celebró en el Pentágono el jueves, el contraalmirante John Kirby dijo que Estados Unidos no ha detectado "indicios específicos" de que las tropas rusas estén llevando a cabo ejercicios militares a lo largo de la frontera con Ucrania y que, los hagan o no, su presencia no ayuda para paliar la situación.

El secretario de Defensa, Chuck Hagel, recibió informes de parte de su homólogo ruso, Sergei Shoigu, de que las tropas no tienen la intención de cruzar la frontera, sino que estaban allí solo para efectuar ejercicios militares.

Ucrania:

Ucrania calcula que en la frontera hay 88,000 soldados rusos, según dijo a CNN el vocero del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional de Ucrania, Yarema Dukh.

A principios de la semana, las fuentes del Consejo de Seguridad Nacional calcularon que había hasta 100,000 soldados, incluidas las unidades que no se encontraban directamente en la frontera pero que podrían desplegarse rápidamente desde otras zonas cercanas en caso de que Rusia entraran en Ucrania.

Además, según el Ministerio del Exterior de Ucrania:

• Hay una "concentración de equipo militar" en la región de Bryansk, en Rusia, que colinda con el noreste de Ucrania y con Bielorrusia, cerca de la ciudad de Churovichi y del distrito de Klimovsky, a unos 18 kilómetros de la frontera.

• El 25 de marzo, llegaron dos trenes de hasta 60 vagones a la estación de Klimovo, a unos 25 kilómetros al noreste de Churovichi. Llevaban soldados y equipo.

• Según los reportes de los servicios de inteligencia, en la zona se han establecido campamentos, sistemas de comunicación e instalaciones médicas y militares.

• Rusia está llevando a cabo actividades de inteligencia aérea en las zonas fronterizas: se reportaron 40 vuelos de drones (naves robot no tripuladas) en dos días en la zona oriental de control fronterizo de Ucrania.

Rusia:

El Ministerio de Defensa de Rusia señala que está ejecutando ejercicios improvisados en sus distritos del sur y occidente. La cantidad de soldados que según ellos participan en los ejercicios —que se prolongarían hasta finales de marzo— son mucho menores de las que mencionan los gobiernos de Estados Unidos o Ucrania.

• Un batallón de infantería rusa se retira de la región de Rostov, en el sur de Rusia, tras haber terminado sus ejercicios militares, según reportó el lunes la agencia noticiosa estatal ITAR-Tass. Según la agencia, el Ministerio de Defensa de Rusia señaló que regresará a su base en la región de Samara, a cientos de kilómetros de la frontera. No se sabe cuántos soldados participan, pero un batallón usualmente comprende cientos de soldados.

• El 13 de marzo, Rusia señaló que unos 8,500 miembros de las unidades de artillería estaban entrenando en el distrito militar del sur y usaban armas entre las que se cuentan varios lanzacohetes, obuses y cañones antitanque.

•Estos ejercicios de artillería se desarrollan en las regiones de Rostov, Belgorod, Kursk y Tambov, todas cercanas a la frontera con Ucrania.

• El Ministro de Defensa dijo el 11 de marzo que unos 4,000 paracaidistas participaban en los ejercicios de transporte aéreo en el distrito militar occidental de Rusia, incluida la región de Kursk que colinda con Ucrania.

• Hasta la semana pasada, Rusia también tenía unos 22,000 soldados en Crimea, de acuerdo con su presidente, Vladimir Putin. Se permitió la entrada a Crimea de hasta 25,000 elementos de acuerdo con las condiciones del arrendamiento de la base naval en Sebastopol.

OTAN:

El secretario general, Anders Fogh Rasmussen, dijo este martes en una reunión de la OTAN en Bruselas que "desafortunadamente no puedo confirmar que Rusia esté retirando sus fuerzas".

"No es lo que estamos viendo. Esta escalada militar de ninguna manera podría contribuir a aminorar la situación", agregó.

El general Philip Breedlove, líder del Comando Europeo de Estados Unidos y jefe militar de la OTAN, dijo anteriormente que la fuerza rusa "es de magnitud considerable".

El 23 de marzo dijo que los ejercicios militares rápidos de Rusia eran "preocupantes" e insinuó que se habían usado como herramienta para elevar el estado de alerta de las fuerzas rusas sin provocar una reacción de la OTAN.

"Un ejercicio militar lleva a una fuerza increíble a la frontera. La fuerza que se encuentra ahora en el este de la frontera ucraniana es de magnitud muy, muy considerable y están muy, muy listos", dijo.

"No puedes defenderte contra eso si no estás allí para defenderte. Así que creo que tenemos que pensar en nuestros aliados, en posicionar a nuestras fuerzas de la alianza y en la capacidad de respuesta de esas fuerzas de la alianza de tal forma que podamos estar allí para defenderlos si es necesario, especialmente en los países bálticos y otros lugares".

Breedlove también manifestó su preocupación por que las tropas rusas pudieran avanzar hacia la ciudad de Odesa, en el sur de Ucrania, y a la región separatista de Transnistria en Moldova, al otro lado de Ucrania.

"Definitivamente hay fuerzas suficientes en la frontera oriental de Ucrania como para dirigirse a Transnistria si se decidiera tal cosa", dijo.

El análisis de Igor Sutyagin, del grupo de estudios británico RUSI:

Sutyagin, experto en asuntos militares que basa sus análisis en fuentes rusas, ucranianas y orientales más que occidentales, calcula que hay en total entre 30,000 y 40,000 soldados rusos.

Si se incluyen las tropas de apoyo que también están presentes —en las unidades de transporte y comunicaciones, por ejemplo— la cifra es considerablemente mayor y explica la disparidad de los cálculos de Ucrania y otros observadores, agregó.

Dijo que estas fuerzas rusas se han dispersado en cuatro grupos a lo largo de las fronteras ucranianas. Uno de los grupos está en Crimea, la península suroriental que se anexionó a Rusia, mientras que los otros tres grupos están posicionados en una especie de triángulo orientado hacia tres ciudades del este de Ucrania: Járkov, Luhansk y Donetsk. También hay fuerzas de reserva en el interior del territorio ruso.

Las fuerzas que se agruparon en el sur de Rusia, cerca de las ciudades de Tanganrog y Rostov, en Don, suman varios miles, dijo.

Sutyagin dice que no cree que las fuerzas rusas que se encuentran en los distritos militares del occidente y el sur estén ejecutando ejercicios improvisados como lo afirma el Ministerio de Defensa.

Uno de los indicios es que no están en las zonas de entrenamiento tradicionales, dijo. Otros indicios son que las tropas están desarrollando actividades de bajo impacto, que los supuestos ejercicios han tomado más tiempo de lo usual y que las fuerzas están dispersas en una zona más amplia de la que se esperaría.

"Si eso es un ejercicio, es un ejercicio para invadir Ucrania", dijo Sutyagin. Esto no significa que Rusia invadirá mañana, pero demuestra claramente lo que los estrategas militares rusos piensan hacer si entran a la región oriental de Ucrania con la intención de separarla del resto del país, dijo.

En ese caso, las tropas de combate rusas que están en Crimea fungirían como un poderoso segundo frente diseñado para atacar por la retaguardia a las fuerzas ucranianas mientras se defienden de un ataque procedente del este.

Laura Smith-Spark escribió en Londres, mientras que Barbara Starr reportó en Washington y Karl Penhaul en Kiev. Alla Eshchenko, Shirley Henry, Alexander Felton —de CNN— y la periodista Victoria Butenko, colaboraron con este reportaje.