CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Crimen

Crimen

Una mujer de Michigan recibe una paliza tras haber salido en las noticias casándose con otra mujer

Por CNN en Español

(CNN) — Nueve días después de casarse con otra mujer, una chica de Michigan de 28 años, fue atacada cuando regresaba a casa desde el trabajo. Tres hombres le pegaron una paliza mientras gritaban frases homófobas. «Hey p***, ¿no eres tú la que saliste en las p***** noticias?» le espetó uno de los asaltantes, según la policía.

Los agresores la reconocieron por la cobertura de su boda que salió en las noticias de la televisión local, dijo Derrick Jackson, portavoz de la Oficina del Sheriff del Condado de Washtenaw. Ella y su pareja estaban entre las muchas parejas homosexuales que celebraban su unión después de que un tribunal federal revocase una enmienda que restringe el matrimonio de Michigan a la unión entre un hombre y una mujer.
La víctima, que no quiso ser identificada, llegó a un hospital con signos de la paliza y la cara inflamada, así como su torso y el brazo, dijo Jackson. La policía en el condado de Washtenaw – a unos 30 kilómetros al oeste de Detroit – busca a los atacantes.
En muchos estados, los cargos de crímenes de odio podrían aplicarse en asaltos como este, pero Michigan es uno de los 19 estados que no incluyen la orientación sexual en sus leyes de crímenes de odio, según Sarah Warbelow, directora legislativa del grupo de defensa de los derechos de los homosexuales.

Ley de delitos de odio de Michigan, conocido como el estatuto de intimidación étnica, protege a las personas contra los delitos provocados por su «raza, color, religión, sexo u origen nacional». Pero los fiscales Michigan reconocen que la ley es inadecuada y las lesbianas, gays, bisexuales y transexuales están de acuerdo con él.

«La gente que está al otro lado de este problema tiende a pensar que la comunidad LGBT busca un derecho especial», dijo Yvonne Siferd, director de servicios a las víctimas de la Igualdad de Michigan, una organización contra la violencia y la defensa LGBT en todo el estado. «Pero no se trata de un derecho especial el poder caminar por la calle de la mano de la persona que amas sin ser atacado».

Durante más de dos décadas, los grupos de defensa han estado presionando a los estados para que adoptaran leyes de crímenes de odio para incluir la comunidad LGBT o ampliar las leyes existentes para que los incluyeran, de acuerdo con la Campaña de Derechos Humanos. Las leyes podrían imponer penas más estrictas, aumentar la rendición de cuentas sobre los agresores y ampliar los delitos para incluir los crímenes de odio contra la propiedad.

El Distrito de Columbia fue la primera jurisdicción en incluir la orientación sexual e identidad de género en las leyes de crímenes de odio en 1989, de acuerdo con Warbelow. En 2001 y 2002, dijo, los defensores presionaron para que los Estados protegieran específicamente a la comunidad LGBT en las leyes de crímenes de odio. El clamor fue una respuesta directa al caso de Matthew Shepard, un adolescente homosexual que murió después de ser atado a una valla en Wyoming y abatido en 1998.

En 2009, el presidente Barack Obama firmó la Ley de Matthew Shepard y James Byrd Hate de Prevención de Delitos, por lo que los crímenes de odio se convertían en un delito federal en un intento de proteger a los miembros de la comunidad LGBT de la nación y otros grupos de la violencia homófoba.

Los partidarios saludaron la aprobación de la ley federal, como un paso en la dirección correcta, pero los legisladores parecen haber abandonado los esfuerzos para ampliar en el ámbito estatal.

«El problema es que hay una cantidad limitada de dinero que los federales tienen para investigar los crímenes de odio, así que no investigan cada agresión ocurrida en el país. Lo ideal sería que todos los estados tuvieran mecanismos para asumir los crímenes de odio ellos mismos», explica Warbelow.

El primer esfuerzo de ampliar el estatuto intimidación étnica de Michigan se remonta a 1997, de acuerdo con Ari Adler, secretario de prensa del presidente de la Cámara estatal de Michigan Jase Bolger.

Pero los opositores creen que la ampliación de la ley haría que los gays y las lesbianas fueran considerados una clase especial de ciudadanos y que los crímenes contra la comunidad LGBT se tratarían como si fueran más graves que los cometidos contra los heterosexuales, de acuerdo con el Diario de la legislatura estatal de la Cámara.

Chris Kolb, primer legislador estatal abiertamente gay de Michigan, fue el patrocinador principal de la expansión de proyecto de ley en 2001. Él dijo que la oposición refleja una falta básica de la educación acerca de los derechos de los homosexuales, la filosofía de que no debe agregar una penalidad adicional de un crimen, y el hecho de que algunas personas no quieren dar un reconocimiento especial a la comunidad LGBT.

«Todavía hay algunos vacíos legales que protegen a las personas en general», dijo Kolb, ex representante estatal que ahora dirige una organización llamada el Consejo Ambiental de Michigan.

«Los crímenes de odio mientras que pueden ser cometidos contra una persona individual, están dirigidos a todo el grupo de personas a las quien representa ese individuo – es por eso que son diferentes que un crimen convencional», dijo. «Están enviando un mensaje a un colectivo», alertó.

Se requieren agentes de la policía de Michigan para registrar datos y presentar la información de los crímenes reportados, incluyendo si la orientación sexual es un factor, de acuerdo con Warbelow Pero los fiscales no pueden presentar cargos más allá del asalto real.

La policía del condado de Washtenaw dicen que no tienen ninguna razón para creer que el asalto a la mujer de 28 años de Michigan cuando volvía a su casa no es creíble. La policía no tiene pistas en este momento.
Ella dijo a la policía que ella cree que la publicidad previa contribuyó al ataque.

La investigación policial continúa, y cualquier evidencia recopilada será entregado a los fiscales.

Steven Hiller, director asistente del fiscal del Condado de Washtenaw, dijo que los fiscales podrían ponerse en contacto con los abogados de los Estados Unidos si se determina que la ley federal es aplicable. Y añadió: «No es una situación desconocida para nuestra oficina tener que contactar con el abogado de EE.UU. en las circunstancias apropiadas para mirar en un caso en particular si la ley federal se dirige a una situación mejor que la ley estatal lo hace», concluyó.