(CNN Español) - El presidente de Bolivia, Evo Morales, presentó en La Haya la memoria de Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia como parte de la demanda contra Chile por una salida al mar.

El mandatario dijo que su país tiene mucha confianza y esperanza en la capacidad de la corte de dirimir esta disputa que —aseguró— se mantiene abierta:

"El mar cuando vuelva a Bolivia será para todo el pueblo, el mar es irrenunciable. Bolivia jamás se va a quedar en paz hasta que no se pueda resolver este tema".

"Tenemos confianza en la presidenta Bachelet, que representa el partido socialista", agregó el mandatario boliviano.

Para el diputado chileno Jorge Tarud, Morales “está buscando un efecto mediático en Bolivia y lo esté logrando”.

Según Tarud, la demanda “no tiene fundamento jurídico. El problema con Bolivia se resolvió hace 110 años atrás, por lo tanto, plantear que a un país se le obligue negociar para ceder su propio territorio, es algo nunca visto en la historia”.

Por otro lado, Morales expresó su solidaridad con las víctimas del reciente terremoto en Chile y del incendio en Valparaíso.