CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Colombia

Clara López, la representante de la izquierda en la elección presidencial de Colombia

Por (CNNEspañol.com)

Mira aquí los perfiles de todos los candidatos a la Presidencia de Colombia y sigue la cobertura de CNN en Español de las elecciones este domingo. Participa con la etiqueta #ColombiaVoto2014

Por Claudia Palacios, CNN en Español

(CNN Español) — La representante de la izquierda en las elecciones colombianas proviene, paradójicamente, de una de las familias más poderosas del país. Pero en su carrera política, Clara López se ha encargado de alejarse de la oligarquía y es hoy una alternativa a la derecha en el país.

López Obregón es la candidata del partido más notorio de la izquierda colombiana, el Polo Democrático. Sobrina del expresidente Alfonso López y prima del pintor Alejandro Obregón, tenía puesta la alfombra roja para hacer política tradicional, pero ella le dio la espalda a los privilegios de su clase social y terminó amenazada por la extrema derecha, casada con un comunista y exiliada.

Con 64 años, esta economista, abogada y doctora en derecho financiero, casada, y mentora de varios jóvenes de bajos recursos a los que llama hijos adoptivos, destacada alcaldesa encargada de Bogotá, secretaria de gobierno, concejala, docente universitaria y auditora general de Colombia, promete llevar a “Colombia por un buen camino.”

“De chiquita le envíe una carta al Niño Dios y le decía ‘querido niño Jesús, quiero en estas Navidades paz para mi patria y comido y vestido para todos los niños de Colombia’. Ese sigue siendo mi sueño”, dice.

Su propuesta más audaz es la renegociación de los TLC. “Estados Unidos está renegociando el TLC con México y Canadá, renegociar implica sentarse a hablar con quien uno hizo el acuerdo para tratar de mejorarlo especialmente en todo lo que tiene que ver lo desigual —no con el libre comercio—, y recuperar herramientas de soberanía para el manejo económico del país”, explica.

En otros países de América latina la izquierda ya tiene presidentes hace mucho rato y en Colombia, que es un país que no tuvo las dictaduras del Cono Sur, nadie de izquierda ha llegado al Ejecutivo. Para López, esto se debe a que “ha habido una violencia política verdaderamente exagerada, tanto que aquí aniquilaron a sangre y fuego un partido político”, señala. “Pro también ha habido dificultades al interior de la propia izquierda: el tema de las divisiones, la ambigüedad frente a la lucha armada… Por eso es que en esta etapa de la vida nacional estamos recomponiendo una izquierda nueva, una izquierda moderna, una izquierda capaz de hacer los grandes cambios con la tranquilidad y la moderación que ese tipo de cambios y virajes necesita”.

López propone crear un Ministerio de la Mujer y otro de las Etnias, así subir los impuestos a los ricos. Pero lo que más la diferencia de sus cuatro contrincantes es que es la única que está de acuerdo con el planteamiento de la guerrilla de las FARC en la mesa de negociación de paz: cese bilateral del fuego y que no haya cárcel para los victimarios que dejen las armas.

“Ningún proceso político puede terminar en cárcel para las partes que han participado en él, especialmente este que ha degradado a todo el mundo. Yo creo que tiene que ser simétrico, aquí tiene que haber una justicia transicional, verdad, reparación y ojalá reconciliación y perdón entre todos los involucrados”, dice.

“Sólo de esa manera podemos sacar a Colombia adelante”, concluye.

La fórmula vicepresidencial de López es Aída Avella, miembro de la Unión Patriótica, aquél partido político que a principios de los años noventa “aniquilaron a sangre y fuego”. Avella regresó del exilio luego de 17 años para reposicionar a la UP en la política nacional. Ambas mujeres plantean una opción para un país en el que la izquierda sigue buscando su camino en el poder.