(CNNMoney) -  Debo aceptarlo: solía ser un gran fanático de Apple.

Aún recuerdo lo feliz que estaba cuando adquirí mi iPod Mini verde en 2004, mi iPod de quinta generación en 2006, mi MacBook en 2007 y mi iPhone 4S en 2011.

En el camino, también compré un iPod Shuffle (para las dos o tres veces que he ido al gimnasio en los últimos cuatro años), un router Airport Wi-Fi, un expansor de red Airport Express y un poster de Steve Jobs. Está bien. Solamente tres de esas cosas son verdad.

Pero el año pasado, le di la espalda a Apple, y no me he arrepentido.

¿Por qué el cambio de opinión?

Para todo su brillo y glamour, el iPhone tenía muchas características que no necesito (ver: Air Drop, Passbook, Airplay, Photo Stream y iTunes Radio). Pero sobre todo, simplemente no era suficiente para las cosas que verdaderamente me interesaban. Es por eso que decidí cambiar el iPhone por un dispositivo Android.

En octubre, compré un Motorola Moto X. Me encanta. Realmente se trata del aparato más útil que he tenido. Puedo ver la hora con solo sacar el teléfono de mi bolsillo.

Cuando quiero cambiar de dirección mientras conduzco, no tengo que pulsar ningún botón; literalmente, solo le hablo a mi teléfono: "Bien, Google Now, quiero ir a..."   Cuando hay trafico, y no voy a llegar a mi reunión si no salgo pronto, mi Moto X me dice que ya debo irme.

Una aplicación llamada Trigger automáticamente pone mi teléfono en vibrador en el momento en que entro a mi sala de redacción.

Tengo que admitir que extraño FaceTime, no porque sea mejor o más fácil que Google Hangouts, sino porque todos mis amigos y familiares tienen iPhones.

Pero los aparatos de Android son mejores y más convenientes que los indicadores numéricos del iPhone. Google es mucho mejor en hacer copias de seguridad de las fotos que Apple. iCloud en general es un desastre confuso, y finalmente me decidí por no utilizarlo.

Podría seguir. El punto es que Google (GOOG, Fortune 500) simplemente parece entenderme mejor que Apple.

Eso también es cierto para Microsoft (MSFT, Fortune 500). Me encantan mis computadoras con Windows 8 mucho más de lo que alguna vez disfruté mi MacBook, la cual murió hace tres años. Terminé comprando una computadora portátil Acer y una tableta Surfer. ¿O es una tabtop? (¿Laplet?)

Windows 8 no es perfecto, pero me está llegando a gustar mucho. En mis computadoras portátiles, cuando quiero abrir una aplicación, literalmente solo empiezo a escribir el nombre, pulso entrar y empiezan a ejecutarse. Mis computadoras portátiles tienen pantallas táctiles, lo cual resulta útil más a menudo de lo que crees, particularmente cuando ves videos y fotografías. No hay nada mejor para ver Netflix en la cama que la tableta Surface, con su pie de apoyo y pantalla optimizada para videos en alta definición.

Como muchas personas, utilizo mi computadora portátil y mi Surface casi exclusivamente para navegar en Internet, utilizar el correo electrónico, procesadores de textos, ver videos y trabajar. La MacBook es una buena computadora, pero no necesito pagar los precios de la MacBook para hacer esas cosas.

También opté por el Google Chromecast, un dispositivo que reproduce videos en "streaming" para mi televisión en lugar de una Apple TV. Y tengo un póster colgado en mi habitación de Larry Page y Satya Nadella tomados de las manos (Bien, esa parte tampoco es verdad).

Mientras tanto, mis iPods están guardados en una gaveta en algún lugar. No encuentro mi Airport Express (Si tú lo tienes, puedes quedártelo).

Pero mi hija de tres años usa mi iPhone viejo como su máquina personal reproductora de videos de "Tomas y sus amigos". Además, todavía utilizo el router Airport. Así que supongo que Apple y yo nunca nos divorciamos, solo estamos legalmente separados.

Y nunca he estado más feliz.

El lunes, se espera que Apple presente el iOS 8 y posiblemente, una nueva Apple TV, Macbooks, una iniciativa de hogar inteligente y un iWatch. Estaré informando al respecto, y te diré si Tim Cook & Co. me muestran lo suficiente como para llevarme de nuevo a bordo.

¿Eres un fanático de Apple? ¿Prefieres a Microsoft? ¿Estás completamente obsesionado con Google? Me atrevo a preguntar, ¿todavía tienes un BlackBerry?  Escríbenos en los comentarios.