Los Blue Angels se sumergieron en la pornografía, la homofobia y el acoso

Por Ben Brumfield

(CNN) —  Uno de los equipos más prestigiosos de la nación de acróbatas voladores cayó en picada a las profundidades del acoso sexual y permaneció ahí durante al menos un año, según un nuevo estudio de la Marina.

Bajo el mando del capitán Gregory McWherter, miembros del equipo Blue Angels abiertamente pasaban pornografía y volaban con ella en sus cabinas durante las exhibiciones aéreas. Maldecían a los homosexuales y hablaban sucio sobre las mujeres.

Su comportamiento machista convirtió al escuadrón en un lugar de trabajo hostil, indicó una investigación de la Marina respecto a las conductas inadecuadas. Y McWherter no solo las toleró; les dio ejemplos de mal comportamiento y animó a aquellos que estaban bajo su mando.

McWherter fue reprendido luego de un procedimiento disciplinario esta semana, y fue suspendido de sus funciones como director ejecutivo.

El documento de 63 páginas se lee como una mezcla entre las películas burlescas de clase B, "Hot Shot" y "Animal House", mientras describe cómo la sala de espera del escuadrón adquirió la atmósfera de una fraternidad universitaria.

Los Blue Angels son el rostro amigable de la Armada y el Cuerpo de Marines de EE.UU., y realizaban exhibiciones aéreas frente a audiencias en vivo en todo el país casi todas las semanas.

El escándalo ha manchado su reputacion y la de las ramas militares que ellos representan, dijeron investigadores de la Marina.

Grafiti gigante de genitales

En algún punto durante el período de McWherter, un pene de gran tamaño pintado en los colores azul y dorado de los Blue Angels decoraba el techo de un hangar. La imagen era tan grande, que satélites podían verla, y aparecía en imágenes de Google Maps.

Un miembro del escuadrón cubrió el grafiti con pintura, y la imagen del mapa del satélite ha desaparecido desde entonces.

McWherter no siempre ha tenido una reputación de ser obsceno.

Dirigió a los Blue Angels en dos ocasiones, y la primera vez, frenó esas conductas subidas de tono a fin de mantener el orden profesional, según la investigación.

Completó un período "exitoso y sin problemas como el oficial al mando de los Blue Angels de 2008 a 2010", dijo la Marina.

Una vez terminó su período, le dio las riendas a alguien más, pero su sucesor cometió una violación de seguridad en mayo de 2011. Los Angels tuvieron que cancelar una presentación y salir de servicio con propósitos de seguridad.

El comandante renunció, y McWherter volvió.

Recibió una "bienvenida de héroe" y decidió que iba a hacer algo para animar a los Angels: tirar por la borda parte del protocolo y fomentar la camaradería.

Tolerando el chovinismo

McWherter no fue el primero en introducir prácticas lascivas en el escuadrón, pero ya no tomaba medidas en contra de eso y participaba en la diversión.

La pornografía había encontrado cabida en el escuadrón aproximadamente cuando terminó el primer mando del capitán, según la investigación.

"Tanto los jefes hombres como mujeres de la tripulación participaron y colocaron la pornografía en las cabinas", indicó.

Durante la investigación, la práctica fue citada por algunos testigos como "motivacional". La consideraban como una manera de fomentar la confianza entre los miembros del equipo.

La mayoría de las imágenes eran representaciones de mujeres desnudas.

Los miembros de la tripulación que se oponían podían quejarse y elegir no participar, pero algunos sentían la presión de no hacerlo, indicó el análisis.

Con el tiempo, las tensiones en torno a las imágenes aumentaron, y McWherter le pidió a dos mujeres que eran miembros del equipo que le dieran su opinión, según la investigación. Ellas le dijeron que se sentirían más cómodas su las fotografías fueran de mujeres en bikinis y no desnudas.

McWherter accedió.

Pero después recibiría una carta anónima que también contenía quejas respecto a la práctica, y se deshizo de ella, pero supuestamente no sin antes quejarse con los miembros del equipo acerca de que alguien la había enviado.

Pornografía en línea y desprecio

Pero la pornografía encontró cabida no solo en las cabinas y en la sala de espera.

El grupo inició un sitio en el servicio en línea GroupMe con propósitos de programación, y las obscenidades y la pornografía salpicaban las publicaciones.

McWherter las vio y se unió. "Su publicación inicial después de unirse al foro fue "que te f-–", según la investigación.

Cuando no aparecían imágenes pornográficas en la cuenta durante algún tiempo, el capitán le pedía a los miembros que publicaran más. Y participaba con comentarios escandalosos sobre las imágenes lascivas.

Una foto de Facebook en la que una mujer que era parte del escuadrón aparecía en bikini llegó a la sala de espera, y McWherter no se opuso a ella.

De juvenil a hostil

Cuando los investigadores le mostraron a los oficiales que habían servido durante el primer período del capitán como comandante al mando los ejemplos del humor homofóbico en mapas, bromas obscenas y la pornografía que se convirtió en un asunto común durante su segundo período, se impresionaron.

"Estos oficiales unánimemente indicaron que material de este tipo no habría sido tolerado durante su período bajo el capitán McWherter en los Blue Angels", determinó la investigación.

En noviembre de 2012 terminó el mando del capitán; él siguió adelante y su sucesor se quedó con la tarea de enmendar lo sucedido. La Marina organizó planes de concienciación de varios programas de igualdad de oportunidades para eliminar la obscenidad de los Blue Angels.

En 2014, un miembro del servicio presentó una denuncia en contra de McWherter por su manejo poco estricto de la atmósfera de acoso durante su mando.

Los investigadores de la Marina concluyeron que el ex comandante había permitido que lo que podría haber parecido un comportamiento juvenil se convirtiera en una atmósfera "tóxica".