CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Curiosidades

De la quiebra a multimillonarios: 10 personas que construyeron su riqueza de cero

Por Sebastián Jiménez Valencia

(CNNMoney) — No todos los más adinerados del mundo empezaron así.

Conoce a 10 personas que se ganaron toda su fortuna por sí mismos.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

Sara Blakely  

La mujer detrás del auge de la ropa interior moldeadora es una de las mujeres más jóvenes que se hizo multimillonaria por su propio esfuerzo. Pero el camino al éxito de Blakely tomó algunos desvíos.

En sus primeros años, ella tenía planes de estudiar en la facultad de derecho, pero le fue mal en el LSAT, incluso después de tomarlo dos veces. Más adelante quiso trabajar en Walt Disney World, y aplicó al personaje de Goofy. Pero como medía 1,6 metros, no tenía la altura requerida, y en su lugar se convirtió en la encargada de un juego.

Más adelante vendió máquinas de fax durante siete años, y con el tiempo vació su cuenta de ahorros de 5.000 dólares para invertir en su invención de ropa interior que lanzaría su compañía, Spanx. Aprendió por sí sola sobre el negocio de medias al buscar información en internet, y ahora, la emprendedora está al frente de una empresa multimillonaria.

El año pasado, Blakely se unió a The Giving Pledge, una compañía fundada por Warren Buffett y Bill Gates, la cual anima a los multimillonarios a dar la mitad de su fortuna a la obras benéficas. Ella fue la primera mujer multimillonaria en unirse.

Jan Koum  

Jan Koum tenía 16 años cuando emigró a Estados Unidos desde Ucrania con su madre. Los dos enfrentaron dificultades en su nuevo país, y dependían de la asistencia del gobierno para sobrevivir.

Koum aprendió por su cuenta sobre las redes de computadoras cuando era adolescente, y de adulto, cofundó la aplicación de mensajería WhatsApp, la cual Facebook adquirió este año por 19.000 millones de dólares. Firmó el papeleo del negocio con Facebook en la puerta de la oficina de asistencia social donde una vez le dieron cupones para comprar alimentos.

Chan Laiwa  

Aunque es descendiente de la dinastía Manchu, la familia de Chan Laiwa era tan pobre, que en los años cuarenta se vio obligada a salirse de la escuela para trabajar; con el tiempo inició su propio negocio de reparación de muebles.

A lo largo de los años, su negocio creció, pero no fue sino hasta que tuvo cuarenta y tantos años, que se mudó a Hong Kong para invertir en bienes raíces. Ella comenzó con poco; tenía solo 12 propiedades y con el tiempo se amplió cada vez más. Ahora, la magnate de los bienes raíces dirige Fu Wah International, una firma que tiene empresas en bienes raíces, turismo, la industria electrónica y otras.

Chan una vez dijo a un sitio web chino que la pobreza fue la mejor educación universitaria que podría haber esperado.

Sheldon Adelson  

Sheldon Adelson, quien ahora es el propietario de un enorme complejo en Las Vegas y de muchas otras propiedades, no siempre fue un gran apostador.

Durante su niñez en Massachusetts, compartía una habitación con sus padres y hermanos. Su padre era conductor de taxi, y su madre estaba a cargo de una tienda de tejidos.

Adelson inició su primer negocio a los 12 años, cuando adquirió una licencia para vender periódicos en Boston.

Ahora es un conocido magnate de los negocios e inversionista, y es uno de los hombres más acaudalados del mundo.

Zhang Xin  

SOHO China es uno de los desarrolladores de bienes raíces más exitosos del país, y Zhang Xin es quien lo dirige.

Zhang vivió en la pobreza cuando era adolescente; ocupó puestos de bajo salario en fábricas en la manufactura de juguetes y la industria electrónica en Hong Kong. Le tomó cinco años ahorrar suficiente dinero para comprar un boleto de avión a Londres y pagar un curso de inglés. Una vez estuvo en Londres, estudió en la Universidad de Cambridge y más adelante trabajó en Goldman Sachs en la ciudad de Nueva York.

«Todos vienen de la nada, eso es lo que pasa en China», le dijo a CNN el año pasado.

Howard Schultz  

El director ejecutivo de Starbucks creció en viviendas públicas en Brooklyn, Nueva York, con sus padres y hermanos. Su madre, quien no terminó la secundaria, motivó a sus hijos a creer en su capacidad para tener éxito.

El padre de Schultz, un conductor de camión, fomentó el amor que su hijo sentía por los deportes. Y luego de conseguir una beca para jugar fútbol en la Universidad del Norte de Michigan, Schultz se convirtió en la primera persona en su familia en ir a la universidad.

«Resultó que no era tan buen jugador de fútbol como pensé, y ya no jugué después de todo», escribió Schulz en su libro «Pour Your Heart Into It: How Starbucks Built a Company One Cup at a Time». Para poder pagar sus estudios, recurrió a préstamos, trabajó de barman y en ocasiones, vendió su sangre.

Terminó trabajando en Starbucks como director de mercadeo en los años ochenta, y con el tiempo, ascendió hasta convertirse en el director. Bajo su liderazgo, la pequeña cadena de café se convirtió en la compañía más grande de café en el mundo, con 5.500 locales en 50 países, y siguen sumándose.

George Soros  

George Soros sobrevivió a la ocupación nazi de su país natal de Hungría durante la Segunda Guerra Mundial, y emigró a Inglaterra en 1947.

Logró pagar sus estudios en la Escuela de Economía y Ciencia Política de Londres por medio de varios trabajos informales, como lavaplatos y pintor de casas. Mientras trabajaba como mesero, alguien le dijo una vez que si se esforzaba, algún día podría llegar a ser el asistente del jefe de meseros, según una biografía de Soros escrita por Michael T. Kaufman.

Soros no trabajó como mesero por mucho tiempo. Llegó a convertirse en financiero y, en 1992, hizo mil millones de dólares de una sola vez cuando apostó en contra de la libra esterlina en un día conocido como el Miércoles Negro. Ahora es un ciudadano estadounidense; tiene una fortuna multimillonaria y hace donaciones generosas a varias causas.

Oprah Winfrey  

Esta magnate de los medios y súper estrella no necesita introducción. Pero es fácil de olvidar que los comienzos de la reina de los «talk shows» fueron muy humildes.

Winfrey nació en 1954 de una empobrecida madre adolescente en el área rural de Mississippi. En sus primeros años vivió numerosas situaciones difíciles, entre ellas una agresión sexual y un embarazo a los 14 años. El bebé, quien fue prematuro, no sobrevivió.

La inteligencia y las habilidades de comunicación de Winfrey brillaron desde una edad temprana: se inició en la radio cuando era adolescente, y luego logró tener su propio programa de televisión a los 32 años. Fue la anfitriona de «The Oprah Winfrey Show» durante 25 años. Más adelante, sería la directora ejecutiva de la cadena que lleva su nombre, Oprah Winfrey Network, la cual está disponible en 80 millones de hogares.

Larry Ellison  

Quien no terminó la escuela secundaria, el fundador de Oracle ahora es uno de los hombres más ricos del mundo.

Nació de una madre soltera adolescente en la ciudad de Nueva York, quien no podía cuidar de él. Ellison fue adoptado por familiares cuando aún era un niño pequeño, y se trasladó al lado sur de Chicago. Su padre adoptivo era un inmigrante ruso pobre, quien le dijo a su hijo que nunca iba a alcanzar el éxito, según una biografía de Ellison escrita por Mike Wilson.

Cuando su madre adoptiva murió, Ellison dejó la universidad y se dirigió a California, pasando de un trabajo a otro.

Él ha dicho que «tenía todas las desventajas requeridas para alcanzar el éxito», y fundó su compañía de bases de datos, Oracle, en 1977.

Es un admirador de la cultura japonesa, y su dicho favorito supuestamente es de Genghis Khan, quien dijo: «No es suficiente si alcanzo el éxito. Todos los demás tienen que fracasar».

Jeff Bezos  

El director ejecutivo de Amazon mostró una aptitud para la mecánica cuando era bebé, cuando trató de desmantelar su propia cuna. Ha estado decidido por la construcción durante la mayor parte de su vida, y hoy en día, su gigante de las ventas al por menor vale miles de millones.

Bezos trabajó en McDonald´s durante un verano cuando era adolescente. Para el año siguiente, lo había picado el mosquito de los negocios, e inició un campamento de verano para niños que querían aprender más sobre la ciencia. Le cobró 600 dólares a cada uno de los seis niños del vecindario que se inscribieron.

Y aunque ahora es un multimillonario, Bezos hizo trabajos pesados cuando era niño, trabajando en el rancho de su abuelo «instalando tuberías, vacunando ganado y colocando molinos de viento», según una entrevista con el Seattle Times.