(CNN Español) - Este lunes comenzó el cese unilateral del fuego decidido por las FARC por la segunda vuelta electoral de los comicios presidenciales en Colombia, fijados para el 15 de junio.

Los candidatos en contienda, Óscar Iván Zuluaga del partido Centro Democrático, y el presidente-candidato Juan Manuel Santos del partido de Unidad Nacional, centraron sus discursos de cierre de campaña en el proceso de paz con esa guerrilla.

Santos y Zuluaga se juegan sus últimas cartas. En las plazas públicas y en los medios, ambos han expuesto sus ideas para triunfar el domingo.

El expresidente Álvaro Uribe, antiguo aliado de Santos y ahora su principal crítico, apoya a Zuluaga.

En el año y medio de proceso de paz se han aprobado tres de los cinco puntos de la agenda: desarrollo rural integral, participación política de guerrilleros tras el fin del conflicto y la erradicación de los cultivos ilícitos.

Quedan pendientes la reparación de las víctimas y la aplicación de justicia transicional para culpables de delitos de lesa humanidad.

Por disposición de las leyes electorales colombianas, a partir de este lunes queda prohibida la publicación de resultados de encuestas y sondeos de opinión. Los candidatos no podrán realizar campaña en lugares públicos, sin embargo podrán reunirse con sus seguidores en recintos cerrados.

Las víctimas, en el centro del proceso

Un grupo de víctimas del conflicto armado acudió al Congreso de Colombia este lunes para anunciar su respaldo al proceso de paz.

Al encuentro asistió el comisionado de paz, Sergio Jaramillo, quien habló de la determinación del Gobierno para alcanzar la paz.

Los representantes de las víctimas hablaron de reformas constitucionales y de evitar que los crímenes queden impunes.

Jaramillo ratificó además la creación de una subcomisión de víctimas que estará enfocada en temas de género.

Al mismo tiempo, Amnistía Internacional pidió al Gobierno y a las FARC que los culpables de crímenes de lesa humanidad sean llevados a la justicia.

Que ambas partes anunciaran los principios que regirán el dialogo sobre las víctimas en el que figuran el reconocimiento de responsabilidad, la reparación a las víctimas, la satisfacción de sus derechos, el esclarecimiento de la verdad, la garantía de no repetición y el principio de reconciliación

Sin embargo, Marcelo Pollack, investigador de Amnistía Internacional, dijo que entre los anuncios no se incluye que se imparta justicia y que las víctimas tienen ese derecho a que los culpables sean llevados a la justicia ordinaria para asegurar una paz efectiva y duradera en Colombia.

Con información de Fernando Ramos