Por Allison Aulds y Makenzie Bowker, HLN

(HLN) - El proyecto Before & After inició un experimento de belleza que ha llegado a escala global.

Con la ayuda de 40 personas de más de 25 países, Esther Honig retó a cada persona a modificar en Photoshop su imagen para que se ajustara a los estándares de belleza de su respectivo país. Sus instrucciones fueron muy simples: que cada quien tomara su foto y “me hiciera hermosa”.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

Algunos países están representados más de una vez, pero cada foto finalizada es drásticamente diferente a la siguiente: con accesorios vibrantes, maquillaje y ropa añadida según la perspectiva de cada quien.

Honig escribió en su blog: “Photoshop nos permite alcanzar estándares inalcanzables de belleza, pero cuando comparamos esos estándares a escala global, conseguir ese ideal es algo más difícil”.

Mira las imágenes modificadas en la galería.