Por el equipo de Conclusiones

(CNN Español) - En mayo, el alcalde del municipio Libertador Jorge Rodríguez —como vocero del gobierno de Venezuela— mostró supuestos correos electrónicos de la exdiputada María Corina Machado, Diego Arria, Pedro Burelli y Ricardo Koesling en los que se al parecer se fraguaba un supuesto plan para derrocar y asesinar al presidente Nicolás Maduro.

No obstante, Burelli, exdirectivo de PDVSA, dijo que los correos eran falsos y prometió presentar las pruebas.

Este lunes hizo público en Conclusiones el análisis de expertos forenses en seguridad cibernética que indica que los correos electrónicos que presentó el Gobierno como evidencia para implicarlo en el presunto intento de magnicidio son falsos.

La conclusión la alcanzaron después de que el señor Burelli llevara el caso a una corte en el estado de California y solicitara una averiguación independiente que constatara que esos correos electrónicos nunca existieron.

La corte ordenó la búsqueda de evidencia y por medio de la empresa Kivu se llevó a cabo una revisión detallada de miles de archivos electrónicos que llevaron a la siguiente reseña:

  1. Google no tiene récord alguno de tres de los emails presentados por el gobierno venezolano
  2. Un cuarto correo, que sí fue escrito por el señor Burelli habría sido falsificado, alterado, y según los expertos, habrían agregado palabras que el señor Burelli nunca escribió.
  3. Terminan diciendo que toda la evidencia bajo escrutinio, ya verificada, solo indica que se trata de una falsificación.

Es importante precisar que son las conclusiones de Kivu, la compañía que llevó a cabo la investigación. Burelli reunió los documentos en su página web y permitió que CNN en Español también los publicara (ver abajo).

Según el empresario, Google entregó 10.030 páginas de headers, entre los cuales "no se encontraba ninguno que correspondiera a los correos presentados por el Gobierno de Venezuela".

Fernando del Rincón y Conclusiones se dieron a la tarea de verificar la autenticidad de esta empresa y es en efecto una firma registrada dedicada a los servicios forenses cibernéticos en San Francisco, California.

El Gobierno señalaba que las recientes protestas en Venezuela no eran manifestaciones espontáneas, sino que correspondían al presunto plan.

En entrevista con Fernando del Rincón, Burelli dijo que él mismo le pidió a Google que "no tocara ni modificara" las cuentas para poder realizar la investigación.

Burelli piensa que el alcalde "creía que la información era verdadera", pero dijo estar seguro que algunos que acompañaron al funcionario al momento de la denuncia sí sabían que era falsa.

"Estoy seguro que en Venezuela hay mucha gente presa con información falsa", dijo Burelli.

Mira aquí los documentos certificados:

Fernando del Rincón, Claudia Domínguez, Kay Guerrero  y Tatiana Arias contribuyeron a este reportaje.