(CNN) — Pareciera que en algunos hoteles el secreto para atraer turistas a un destino y llenar los cuartos de hotel está en embellecer los bienes sin mentir.

Pero no nos hagas caso a nosotros. El gran padrino de la publicidad, David Ogilvy, fue mucho más elocuente: "Nunca escribas un anuncio que no te gustaría que leyera tu familia. Si no le dirías mentiras a tu propia esposa, no se las digas a la mía".

Esto no significa que los hoteleros estén es contra de estirar la verdad, adhiriéndose a la regla más importante de todas: nunca mencionar las carencias del destino.

El juego de los vendedores ha creado varias frases engañosas y un confuso juego de palabras que pueden ser malinterpretados por los turistas.

Para ayudar a solucionar esto hemos traducido algunas de las frases más comunes en el mundo de los viajes, haciendo uso de vivencias personales.

Lo que anuncian: 'Vista de la ciudad'

Lo que significa: "Si quieres despertar con una vista panorámica, asciende de categoría”.

Cuando la página de un hotel en Hong Kong te da la opción de elegir entre una “vista de la ciudad” y una “vista al puerto”, hay que saber que esta última es más cara por una razón y no es porque vayas a tener una suite más grande.

Si reservas un cuarto con vista de la ciudad, es alta la posibilidad de que te toque observar un edificio a 20 metros de distancia, viendo cómo alguien limpia sus platos en el fregadero de la cocina. O, peor aún, haciendo cosas de las que no se puede escribir aquí.

Lo que anuncian: ‘Un desayuno Continental gratis’

Lo que significa: “Te vamos a dar de comer croissants viejos, envueltos en celofán y jugo de naranja enlatado que te harán buscar antiácidos a medio día”.

Mientras que el desayuno Continental puede ser visto como un pequeño incidente a los ojos de turistas quedándose en moteles baratos, durante una expedición a campo traviesa por América, para la competitiva industria de viajes, esto cae en la sección de “¿por qué tomarme la molestia?”.

Lo que anuncian: 'Temporada verde'

Lo que significa: ‘Trae un paraguas’.

En países como Tailandia donde sólo hay dos temporadas –lluvia y sin lluvia- los vendedores turísticos se han acostumbrado a referirse a la temporada baja como temporada “verde”, que usualmente dura de julio a septiembre.

Verde, por supuesto, haciendo referencia al color del follaje. Toda esa belleza de frondosos árboles creciendo hermosamente, por las lluvias torrenciales diarias a las que llegarás si decides tomar la ruta que atraviesa las junglas del norte de Tailandia durante este periodo.

Lo que anuncian: 'Dos minutos en coche. 10 minutos a pie’

Lo que significa: "Multiplica ese número por cinco”.

Lo que anuncian: ‘Todo incluido’

Lo que significa: “Bebidas rebajadas con agua, comidas grasosas y mal servicio”.

Los estadounidenses aman escapar del frío invierno y pasar unas semanas en el Caribe y México sin hacer nada más que emborracharse tirados junto a la alberca “bebiendo” cocteles gratis y cerveza, como parte de los paquetes con todo incluido.

En casi todos estos lugares para vacacionar, la comida es depresiva y la atención poco complaciente. Una vez nos encontramos con una mucama en Cancún que se negaba a colocar más papel higiénico nuevo hasta que empezamos a dejarle algunos dólares en la mesa de noche cada mañana.

Pero no te preocupes. No notarás esto porque estarás muy ocupado intentando desquitar lo que gastaste, en consumir la mayor cantidad de margaritas posible.

Lo que anuncian: ‘Localización céntrica’

Lo que significa: "No podrás dormir hasta las 6 a.m. una vez que los borrachos se hayan desmayado y los taxis y camiones tocando el claxon a las 7 a.m. te despierten”.

Lo que anuncian: 'A unos pasos de la playa’

Lo que significa: "Tendrás que caminar diez cuadras antes de poder pisar la arena”.

Si el hotel estuviera en la playa, la página del hotel diría en letras grandes, “Justo en la arena. Tan cerca del mar que puedes oler los peces”.

Lo que anuncian: 'Wi-Fi disponible’

Lo que significa: "Vamos a cobrarte una cantidad ridícula por el uso de internet en tu cuarto. Y sí, sabemos que debería ser gratuito pero no nos importa”.

De nuevo, la realidad no está siendo dicha. Si el Wi-Fi fuera gratis, estaría anunciado en su sitio de internet. Siempre lo hacen.

Lo que anuncian: ‘Perfecto para viajes de negocios’

Lo que significa: "Nuestros cuatros tienen una cama, un lavabo y un escusado, perfecto para aquellos agotados por asistir a conferencias todo el día, y que sólo entran y salen. Pero te encantará nuestra selección de enchufes”.

Lo que anuncian: ‘Boutique’

Lo que significa: "Pequeña y más cara. Una casa de huéspedes sin alberca. ¡Pero nuestra decoración es agradable!”

Lo que anuncian: ‘En un lugar remoto’
Lo que significa: “Estamos lejos de todo. Si quieres encontrar este hotel tendrás que pagar dinero extra para el transporte desde el aeropuerto”:

Si disfrutar de comer y beber en el área local te es importante, evita este tipo de lugares que presumen su distancia lejos de la civilización.

Si es el retiro lo que estás buscando, asegúrate de que tu hotel enliste sus facilidades en su página para poder darte una idea de cómo vas a pasar la mayor parte del tiempo.

Lo que anuncian: ‘Cuarto deluxe’

Lo que significa: "Es un cuarto básico. Similar al tamaño “Alto” en Starbucks. Que en vez de llamarlo por lo que realmente es –el más pequeño y barato de los cuartos— le dan un nombre lujoso para que no te sientas triste de no poder pagar una de las mejores suites”.