CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Economía

La enorme brecha de riqueza de los hispanos en EE.UU.

Por CNN en Español

Por Tami Luhby

NUEVA YORK (CNNMoney) — Los hispanos conforman el 16,3% de la población de Estados Unidos, pero solo poseen el 2,2% de su riqueza.

Los hogares hispanos acumularon un promedio de 109.000 dólares en riqueza, frente a los 495.000 dólares para todos los hogares en 2010, según un reciente informe realizado por investigadores de la Reserva Federal de St. Louis.

Al igual que las familias negras, los hispanos siempre se han quedado atrás con respecto a la población en general en términos de la adquisición de riqueza. Esto se debe en parte a que tuvieron ingresos más bajos, lo que les daba menos oportunidades de ahorrar, dijo William Emmons, asesor económico principal del Centro para la Estabilidad Financiera de los Hogares de la Reserva Federal de St. Loius. Además, los hispanos a menudo están sujetos a tarifas más altas y a préstamos abusivos en las instituciones financieras, lo que acaba con sus ingresos.

Sin embargo, durante el auge de la vivienda de los últimos diez años, los hispanos lograron adquirir bienes inmuebles. Para 2007, la mitad de todos los hispanos tenían casas en propiedad, en comparación con el 46% cinco años antes. Esto amplió el valor promedio neto de la vivienda a 195.000 dólares, al menos temporalmente.

Entonces ocurrió la Gran Recesión. Mientras la mayoría de estadounidenses vio una disminución de su riqueza durante la desaceleración económica, los hispanos sufrieron mayores pérdidas que otros grupos porque las viviendas constituían una mayor parte de sus activos.

“Las minorías son más dependientes de la riqueza de la vivienda”, dijo Rakesh Kochhar, director adjunto para la investigación en el proyecto de tendencias hispanas del Centro de Investigación Pew. Sintieron un “efecto desproporcionado del desastre de las viviendas”.

Los hispanos también tienen más deudas que una familia estadounidense promedio, lo que los sitúa en una situación financiera más inestable. Gran parte de esto es el resultado de los altos niveles de deuda hipotecaria.

Aún está por verse cómo les ha ido a los hispanos desde 2010, la información más reciente que está disponible. Pero probablemente no han tenido mucha recuperación, en comparación con EE.UU. como un todo, dijo Kochhar. Eso se debe a que gran parte de la recuperación hasta ahora ha ocurrido en el sector financiero, no en el mercado de la vivienda.

De cara al futuro, la riqueza total de los hispanos probablemente crecerá más rápido, pero principalmente porque conformarán una sección más grande de la población en los próximos años, dijo Emmons. Sin embargo, qué tan bien le va a la familia promedio depende de si los hispanos son capaces de recuperarse de las pérdidas sufridas en la Gran Recesión. Si es así, la riqueza promedio de los hogares podría aumentar a 255.500 dólares para 2025. De lo contrario, solo alcanzará los 140.000 dólares, proyecta Emmons.

Kochlar ve razones para ser optimista respecto a que los hispanos pueden acumular más riqueza en el futuro. Eso se debe a que la fuerza laboral hispana se está alejando de los inmigrantes indocumentados, y ahora se trata más de estadounidenses nativos. Y los hispanos nacidos en el extranjero se están adaptando cada vez más, por lo que enviarán menos dinero a sus países de origen.

Además, los niveles de educación y la asistencia universitaria están en aumento. Esto apunta a un mayor crecimiento de los ingresos, dijo Kochhar.