(CNNMéxico) -— Mamá Rosa atendió el albergue La Gran Familia de Zamora, Michoacán, desde la década de los años 60, y ahora su nombre está en medio de la polémica por las acusaciones sobre golpizas y retención de niños y niñas en la institución.

Luego de que la Procuraduría General de la República (PGR) informara que Rosa del Carmen Verduzco Verduzco había sido detenida tras un cateo a la casa hogar por haber encontrado a casi 600 personas viviendo –de acuerdo con las autoridades– en condiciones insalubres y con cuadros de desnutrición, surgieron testimonios de quienes vivían o ya habían egresado del albergue.

Quienes habitaron La Gran Familia coinciden en señalar malos tratos y situaciones de hacinamiento, trabajo forzado, mala alimentación y presuntos abusos físicos y sexuales cometidos por parte de los encargados, aunque difieren en el grado de conocimiento y responsabilidad que Mamá Rosa pudo tener en estos hechos.

Los testimonios coinciden en deslindar a Verduzco Verduzco de las vejaciones más graves que se han señalado.

A continuación te presentamos lo que algunos de quienes vivieron bajo el mismo techo que Mamá Rosa han declarado en torno al trato que recibieron en La Gran Familia.

Un niño en el albergue explicaba: "Nos pegababan. Nos daban con un radio en la cabeza, con varas. También nos encerraban en El Pinocho", indicó el menor (no-identificado por razones legales), en referencia al oscuro cuarto de castigos de menos de dos metros cuadrados que recibía ese nombre por el gran dibujo del niño-marioneta pintado en su pared.


LEER NOTA COMPLETA EN CNN MÉXICO