CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Brasil 2014

James Rodríguez puede triunfar como 10 del Real Madrid, donde Isco y Özil tropezaron

Por CNN en Español

Por Karl Matchett

(Bleacher Report) — El Real Madrid confirmó su segundo fichaje importante de la semana pasada, al anunciar que el mediocampista James Rodríguez completó su traslado al club merengue.

La estrella colombiana de la Copa del Mundo ha sido transferido por 75 millones de euros, según J.I.Garcia-Ochoa de Marca.

LEE ADEMAS:

Se unirá al Real Madrid en la pretemporada, en la que buscan defender el título de Liga de Campeones de la temporada 2014-15, así como conseguir la victoria en la Liga, cuyo título solo han ganado una vez en las seis temporadas pasadas.

Rodriguez no es la primera figura importante en jugar con el No. 10 para el Real Madrid en los últimos años, pero sí tiene la capacidad de causar el mayor impacto.

10, James

Para quienes no vieron a Rodríguez en la segunda mitad de la temporada pasada en la Ligue 1 en el Monaco, la Copa del Mundo 2014 dio un buen indicio de su alto nivel de juego en su papel de mediocampista central ofensivo.

También jugó por los costados al inicio de su carrera (lo hizo una vez más este verano en Brasil con la selección de Colombia, buscando al talentoso Juan Quintero), y ahora ciertamente parece ser un jugador más completo y efectivo por el centro, donde el Real Madrid espera sacar lo mejor de él.

La excepcional aceleración en los dribblings inicialmente le da una gran ventaja en las situaciones de uno contra uno, mientras su habilidad de moverse en cualquier dirección también es muy importante.

A Rodríguez le gusta recibir el balón rápidamente después de las transiciones, lo que le permite atacar antes de que los defensas se reorganicen y el mediocampo se congestione. Sus buenos pases y su disposición para encontrar espacios cuando se tiene o no el balón puede crear oportunidades en la ofensiva.

También se espera que contribuya en gran medida con el número de goles en la próxima temporada, y que supere tranquilamente los nueve goles que anotó con el Mónaco en la temporada pasada.

Özil, Isco

Nadie podría sugerir que Mesut Özil “fracasó” en el Real Madrid, y sin embargo, estuvieron lo suficientemente dispuestos a venderlo cuando se dio la oportunidad. Si bien es un tremendo jugador técnico, con buena creatividad y visión, Özil ha demostrado en el transcurso de algunos años que lo que necesita es una gran cantidad de movimiento a su alrededor, para poder realizar sus pases.

Rebasar a un rival y preocupar a la defensa hasta encontrarse en posición de gol no son parte de su juego.

El Real Madrid, a pesar de haber sido durante años un equipo tan bueno en el fútbol español, realmente no tiene un No. 9 de primera clase como Ronaldo, Ruud van Nistelrooy u otros nombres destacados que han llevado la carga de la anotación de goles.

Tácticamente, Karim Benzema es vital para el Real. Él les da oportunidades a los centrocampistas ofensivos, pero sí requieren goles adicionales de la segunda línea ofensiva.

Özil no ofreció eso. James Rodriguez sí lo hará.

Isco ofrece goles, es una amenaza directa en la delantera y crea problemas en la línea defensiva, pero sigue estando un paso atrás en cuanto a la calidad de sus compañeros del mediocampo ofensivo, y el Real parece estar impaciente respecto a darle su oportunidad para mejorar, a pesar de ser el nuevo proyecto de apenas hace un año.

Rodríguez es peligroso, está listo y puede ser consistente frente a la portería y en términos creativos.

Un enigma en torno a Modric

Cristiano Ronaldo, Toni Kroos, Benzema, Rodriguez, Gareth Bale… esas son las camisetas con los números del 7 al 11 del Real Madrid para esta temporada. Sin duda, es un imponente quinteto de opciones, pero dejan dudas sobre el centro del mediocampo.

Asumiendo que el Real vuelva con la formación 4-2-3-1 que usaron durante la primera mitad de la temporada pasada, Rodríguez verá con frecuencia a Bale y a Ronaldo a cualquiera de sus lados, con Benzema con el No. 9.

Entonces Toni Kroos presuntamente sería el jugador creativo que daría mayor profundidad en el ataque, ¿pero al lado de quién? Angel Di María estuvo espléndido la temporada pasada luego de volver al centro del mediocampo, pero ha habido rumores sobre su salida. Sami Khedira enfrenta una incertidumbre similar, mientras Casemiro ya fue transferido al Porto.

Eso deja a Xabi Alonso y Asier Illarramendi como opciones de la defensa del mediocampo para apoyar a Kroos, pero pasa completamente por alto al mejor centrocampista de la última temporada de La Liga, Luka Modric.

En su papel de mediocampista central, junto a Di María, él fue una pieza clave en el éxito de la Liga de Campeones y en gran parte de su rendimiento a nivel local.

Parece inimaginable que puedan prescindir de él ahora como uno de los XI habituales, pero Kross y Modric juntos parecen ofrecer suficiente estabilidad defensiva, a no ser que ambos estén extremadamente comprometidos a ser volantes defensivos y a proseguir diligentemente con sus demás obligaciones.

Es un enigma que debe preocupar a Carlo Ancelotti una vez iniciada la temporada, pero por ahora, puede empezar integrando a Rodríguez en la sección de ataque del equipo.

Complementado por Kross o Modric con Ronaldo y compañía para jugar en la ofensiva, parece inimaginable que el talentoso joven colombiano no sea un gran éxito en España.

Sigue a @karlmatchett