(CNN Español) - Tras la tragedia del vuelo MH17, surge una pregunta:

Si lo aviones de combate pueden hacerlo, ¿por qué la misma tecnología no puede ayudar a los aviones comerciales evadir el impacto de los misiles?

La mayoría de opciones están pensadas para detener de menor alcance. Existe un sistema de bengales que crean una cortina de humo visual para engañar el radar del misil.

Otra opción es el ‘El Guardián’, un sistema de alta tecnología que desvía con un láser el misil que se dirige hacia la aeronave.

Ese tipo de sistemas ya son utilizados por la aerolínea El Al de Israel.

Pero para detener o neutralizar misiles de mayor alcance, como los tierra-aire, como el que la inteligencia de EE.UU. cree que derribo el vuelo MH17, aún no existe tecnología.

Ha habido iniciativas, pero ese tipo de desarrollos es muy costoso.

Por lo pronto, la mejor forma de evitar ese tipo de misiles, es no volar sobre zonas de combate.

Con información de Sara Sidner de CNN