(CNN Español) - El juez de Gavà (Barcelona) que investiga si Leo Messi pudo defraudar más de cuatro millones de euros a Hacienda decidió seguir la causa, por lo que el internacional argentino quedó a las puertas de ir a juicio junto a su padre, Jorge Messi.

El magistrado informó que mantiene abierto el juicio oral contra el jugador azulgrana y su progenitor por tres presuntos delitos contra la Hacienda Pública cometidos entre 2007 y 2009, vinculados con los ingresos por explotación comercial de los derechos de imagen del jugador.

El juez recoge así la petición de Hacienda de continuar adelante con el juicio pese a que Messi abonó cinco millones de euros para tratar de saldar su deuda. La Fiscalía, en cambio, reclamó que se archivara la causa contra el jugador y se mantuviera únicamente la de su padre. Las dos partes tienen ahora diez días para solicitar la apertura de juicio oral o el sobreseimiento de la causa.