Por Gregory Wallace y Charles Riley

HONG KONG (CNNMoney) — No hay Big Macs. No hay McNuggets de pollo. El menú en los restaurantes de McDonald's en China fue mucho más reducido este lunes, luego de que un proveedor preocupado hiciera público un retiro importante.

En un local de Pekín, no había disponibilidad de hamburguesas ni de ningún producto de pollo. En lugar de eso, el personal se vio limitado a ofrecer solo pasteles, hashbrowns, papas fritas, bebidas y helados.

"Algunos restaurantes en toda China podrían quedarse sin existencias de ciertos productos", dijo la compañía en un comunicado. "Pedimos disculpas sinceras a los clientes por las molestias y esperamos contar con su comprensión".

La escasez del Big Mac es lo más reciente en una crisis alimentaria que ha empañado la reputación de los gigantes de la comida rápida como McDonald, Starbucks y Yum Brands en China.

El sábado, Shanghai Husi, filial del Grupo OSI con sede en Illinois, dijo que suspendería las ventas y retiraría todos los alimentos procesados ​​de sus instalaciones en Shanghái.

Husi no especificó la cantidad de comida que retirará pero prometió realizar una investigación interna y una nueva administración en la planta. La empresa también se comprometió a cooperar con las autoridades, que han ordenado el cierre de las instalaciones y han detenido a cinco personas como parte de sus propias investigaciones.

El escándalo comenzó cuando la televisión china mostró a los trabajadores de Husi Shanghai manipulando carne vencida y contaminada con sus manos desprotegidas. Por ejemplo, se podía ver a trabajadores que procesaban carne que había caído al suelo.

Esta situación empeoró a media que la distribución de la compañía salió a luz. Muchas cadenas de comida rápida bien conocidas utilizan la planta para abastecer sus operaciones en Asia.

La mayoría han terminado su relación con la empresa o dejado de vender sus productos. Entre ellos se encuentran Yum Brands (YUM), propietaria de KFC y Pizza Hut, Burger King (BKW), Papa John (PZZA) y Starbucks (SBUX).

Mientras que muchos de sus competidores de comida rápida se han apresurado a terminar su relación con OSI, McDonald's (MCD) dijo que continuará su relación comercial con el proveedor. La cadena de comida rápida estadounidense cambiará su abastecimiento a una planta de Husi en Hebei, antes de trasladarse por completo a las nuevas instalaciones en Henan.

El escándalo obligó a McDonald's a retirar comida de sus restaurantes en China, Japón y Hong Kong.

Yu Zhang y Sophia Yan de CNN contribuyeron con este reporte