(CNN Español) - Un nuevo atentado atribuido a las FARC ha generado un fuerte rechazo en Colombia por la manera como la población civil se ve afectada.

El ataque a una humilde vivienda se suma a más de un centenar de atentados ocurridos este mes, lo cual ha hecho que el presidente, Juan Manuel Santos, advirtiera a las FARC que, de seguir con la violencia, podrían provocar el fin de las negociaciones de paz.

Las autoridades afirman que la guerrilla utilizaron artefactos explosivos improvisados para atacar unidades militares y que éstos terminaron por impactar la vivienda, pero el grupo rebelde no se ha atribuido este ataque.

Una niña de dos años falleció como consecuencia de un atentado en el departamento colombiano del Cauca. Los padres y hermanito de la niña resultaron heridos.

Julio ha sido particularmente intenso en términos de acciones terroristas.

Según cifras oficiales, en este mes las FARC han cometido más de 120 ataques contra la infraestructura económica y la población civil. Entre ellos, atentados contra oleoductos, camiones que transportan el crudo, torres de energía, y carreteras.

Santos, ha dicho que las FARC están “jugando con candela” y que el proceso de paz puede terminar.

"Ellos mismos se están cavando su propia fosa política, porque es eso lo que hace que la gente los rechace", señaló Santos esta semana.

Hace 19 meses el gobierno de Santos inició en Cuba una serie de diálogos de paz con la guerrilla de las FARC para poner fin al conflicto armado.

Se han logrado acuerdos en 3 puntos de la agenda: desarrollo agrario, participación en política de guerrilleros desmovilizados y narcotráfico. Quedan pendientes por discutir los puntos de verdad y reparación para las víctimas y la aplicación de justicia para los responsables de delitos atroces.