CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Curiosidades

Vive en una casa de millonarios por sólo 2.500 dólares

Por (CNNEspañol.com)

Por Sara Ashley O’Brien, CNNMoney

(CNNMoney) — Los Starre no son estrellas de cine, pero viven como tales… por una fracción del costo.

Como administradores del hogar, Calvenn y Crystena Starre alquilan una casa de 1,3 millones de dólares en Carlsbad, California, por solo 2.500 dólares al mes… más o menos un tercio de lo que costaría normalmente.

Ellos están “contratados” por Showhomes, una compañía de Nashville que ayuda a vender casas de alta gama. La empresa prepara las casas para que se vean como si estuvieran habitadas; encuentran personas para que vivan en ellas, a un precio mucho menor.

Actualmente, hay 200 administradores del hogar, quienes viven en la casa hasta que esta se venda (normalmente transcurren más o menos de tres a seis meses). Ellos se encargan de cualquier asunto de mantenimiento y hacen que la casa se vea deseable (comida en el refrigerador, ropa en el armario) para los posibles compradores.

Pero no todo el mundo consigue el puesto; la tasa de aprobación de candidatos por parte de Showhomes es de más o menos del 40%. Los residentes deben someterse a revisiones de antecedentes en línea, como sus antecedentes penales y su historial de alquileres. Por lo general, son ejecutivos que están en una ciudad temporalmente, personas recién divorciadas o, en el caso de los Starre, una familia de cinco que busca una opción rápida y fácil de alquiler.

Con Showhomes, los Starre no tuvieron que firmar un compromiso a largo plazo; pudieron dejar sus muebles en una bodega hasta que decidieran dónde querían vivir a largo plazo.

Pero lo que iba a ser temporal terminó convirtiéndose en un medio de vida. Durante los últimos dos años, han vivido en cinco Showhomes distintas (el valor de las casas oscila entre 900.000 y 1,3 millones de dólares) en el área de San Diego. Entre las comodidades, han tenido de todo, desde una cancha de tenis hasta piscinas.

“Es una manera realmente económica de vivir”, dice Matt Kelton, gerente operativo de Showhomes, que cuenta con 58 franquicias en 18 estados.

Pero no todo es color de rosa. Showhomes impone una serie de restricciones a los administradores del hogar.

“No puedes tener el hábito de fumar, no puedes tener mascotas, ni objetos religiosos… nada que de una forma u otra pueda disuadir a un comprador”, añade Kelton.

Los objetos personales como las fotos familiares, las fotos de equipos deportivos y el material político también están prohibidos. Y además están los posibles compradores, quienes podrían aparecerse en cualquier momento para ver la casa.

“Renunciamos a ciertas partes de nuestras vidas a cambio de pagar menos renta”, dice Calvenn.

También tienen que mudarse cada vez que se venda una casa, en un plazo de más o menos un mes, y mientras tanto, deben mantener un hogar impecable.

“Tienes que mantenerlo todo limpio, y debe ser como una casa modelo”, dijo Crystena Starre, una ama de casa que tiene tres hijos. “Tenemos que enseñarle a los niños que debemos mantener las cosas en orden”.

Para los propietarios, Showhomes es una comodidad que solo les cuesta entre 0,5% y 1,25% del precio del inmueble (esto puede variar y disminuir según el tiempo que la casa esté a la venta).

El radiólogo Bernie Schupbach empezó trabajando con Showhomes en Fox Valley, Illinois, cuando puso su casa a la venta hace seis años.

“Vivía probablemente a 32 kilómetros de distancia, y era difícil llegar a revisarla”, explica Schupbach. “Entre una visita y otra, siempre estaba la continua preocupación de una tubería rota, una infestación de bichos o algún tipo de vandalismo” .

Schupbach no tenía que preocuparse por encontrar o investigar a los inquilinos, ni por el estado de la casa antes de venderla.

“Solo nos comunicamos con los administradores de las casas si había algún problema”, dijo Schupbach.

La casa de Schupbach estuvo a la venta por muchos años durante la recesión. Al final se vendió por más o menos 500.000 dólares, y la experiencia fue tan buena que Schupbach utilizó Showhomes para arreglar su nueva casa para que los compradores la vieran (esa es la otra parte del negocio de la empresa).

Y mientras Kelton cuenta que un hombre fue el encargado de un hogar durante 15 años, por lo que debió mudarse de una casa a otra, la mayoría lo hace por mucho menos tiempo debido al “estilo de vida nómada” que esto implica.

En cuanto a los Starre, el conocimiento que han adquirido por vivir en diferentes barrios de San Diego les ha ayudado a delimitar las posibilidades de dónde desean vivir. Ellos planean comprar su propia casa pronto.