Una llamada satelital, nueva pista del vuelo 370 de Malaysia Airlines

Por Jethro Mullen, CNN

(CNN) - Esta es otra pequeña pista en el gran misterio que rodea la desaparición del vuelo 370 de Malaysia Airlines.

Una fallida llamada de teléfono satelital sugiere que el avión de pasajeros desaparecido pudo haber virado al sur poco antes de lo que se pensaba durante su viaje, dijeron las autoridades australianas este jueves.

Después de que el vuelo 370 desapareciera del radar el 8 de marzo, el personal de Malaysia Airlines trató de hacer contacto con el avión usando un teléfono satelital, dijo el viceprimer ministro australiano, Warren Truss, en una conferencia de prensa en Canberra.

El intento no tuvo éxito, dijo, pero el posterior análisis de la llamada ha dado a los expertos una mejor idea de la posición del avión y hacia dónde viajaba.

El último análisis de los datos disponibles ha cambiado el foco hacia la zona sur de la región de búsqueda en el Océano Índico, declaró Truss a los periodistas.

El vuelo MH370 desapareció con 239 personas a bordo durante su trayecto de Kuala Lumpur, Malasia, a la capital china de Beijing. La operación de búsqueda ha sido descrita por funcionarios australianos como la más grande de la historia.

Expertos internacionales de aviación se han basado en información de radar y de satélites para tratar de trazar la ruta del Boeing 777, concluyendo que se hundió en una zona remota del sur del Océano Índico, lejos de la costa oeste de Australia.

La información que tienen ahora los expertos sugiere que las áreas de la zona más al sur pueden ser de "interés especial", dijo Truss, y señaló que el foco de la búsqueda continúa refinándose con los datos disponibles.

La pregunta fundamental de por qué el avión cambió abruptamente de curso también sigue sin respuesta. Sin restos y sin grabadoras de vuelo de la aeronave, los investigadores tratan de reconstruir lo que sucedió.

La búsqueda de los restos del avión y de las personas a bordo se sigue centrando en un área de 60.000 kilómetros cuadrados en el sur del Océano Índico.

El costo de búsqueda, de unos 48 millones de dólares, será compartido entre Australia, Malasia y China, de donde era la mayoría de los pasajeros.

(David Molko y John Raedler contribuyeron con este reportaje)