Por Alanna Petroff

LONDRES (CNNMoney) — ¿Te gustaría un gato con esa hipoteca?

El banco más grande de Rusia, Sberbank (SBRCY), está ofreciendo entregar gatos en las puertas de las casas de nuevos clientes hipotecarios, como parte de una campaña de promoción peculiar.

En Rusia, se considera buena suerte si un gato entra a una nueva casa antes que los propietarios.

Algunos clientes se han inscrito ya, aunque los amantes de los gatos podrían estar decepcionados al enterarse de que los gatitos estarán a préstamo por solo dos horas y luego se los llevan.

Los clientes pueden elegir entre 10 felinos, con nombres como César y Caramel. Pero tendrán que apresurarse para obtener uno; el banco está limitando la campaña de gatos a solo 30 hipotecas nuevas.

La promoción de Sberbank podría ser parte de un esfuerzo por presentar una imagen tierna y peuda desde que fuera amonestado con sanciones europeas hace un mes.

Al banco, que presta sus servicios a más de la mitad de la población rusa, se le ha prohibido obtener financiamiento de mediano y largo plazo en Europa. Sus acciones han caído un 28% desde el inicio del año.

Las sanciones occidentales contra Rusia son parte de un esfuerzo para castigar al presidente Vladimir Putin por apoyar la lucha separatista en el este de Ucrania.

La campaña de gatos ha generado muchos rumores en los medios sociales, pero no todo ha sido positivo.

Un usuario de Twitter -@Tsimchik- le dijo a Sberbank: "¡Reduzcan sus tasas de interés y la gente tendrá suficiente dinero para poner a funcionar una granja para gatos!"

Un usuario de Facebook de Islandia estaba interesado en el concepto, pero no en los gatos. "Me gustaría obtener una segunda hipoteca si el banco me diera un mono", dijo.

El mercado hipotecario de Rusia se ha extendido en más de un 30% anual desde 2009, según las estadísticas del Banco Central de Rusia.

Los préstamos hipotecarios en rublos han crecido en un 41% en los primeros siete meses de 2014, en comparación con el mismo período en 2013.

Olga Pavlova de CNN en Moscú contribuyó con este reportaje.