Mogadiscio, Somalia - Es conocido como el hombre que orquestó el asedio de 2013 al centro comercial en Nairobi, en Kenya. Prometió la lealtad de su grupo terrorista a al Qaeda. Ahora, el mundo quiere saber si el líder de al Shabaab, Ahmed Abdi Godane, murió en un supuesto ataque aéreo de Estados Unidos en Somalia.

Un ataque ocurrido el lunes cerca de la ciudad portuaria de Barawe fue tan grande "que sacudió a toda la región", dijo el gobernador de Baja Shabelle, Abdikadir Mohamed Nur Sidii.

"Nunca escuché una explosión tan enorme y ensordecedora como la de este ataque aéreo", dijo Sidii.

Funcionarios de inteligencia somalíes dijeron que al menos cuatro misiles fueron lanzados contra un convoy de líderes de al Shabaab. El Pentágono estadounidense se limitó a decir que lleva a cabo una operación en Somalia, pero no ofreció detalles.

Altos comandantes de al Shabaab se habían estado reuniendo en Barawe —el mayor bastión del grupo en Somalia— para discutir la manera de evitar una ofensiva conjunta de las tropas somalíes y de la Unión Africana, explicó Sidii.

El líder Godane y su lugarteniente, Abu Abdalla, estaban en la reunión, pero Sidii dijo que era imposible decir si estaban entre los muertos del bombardeo.

"No podemos confirmar cuántos líderes murieron en el ataque", dijo. "Vamos a confirmarlo más tarde".

El gobierno del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha puesto en la mira a al Shabaab en Somalia, al menos dos veces en el último año, incluyendo un ataque aéreo en enero.

Vuelve la violencia

Godane es uno de los fundadores de al Shabaab y lidera el grupo desde 2008, cuando un ataque aéreo estadounidense mató al entonces líder Aden Hashi Ayrow.

Bajo el liderazgo de Godane, al Shabaab ha desatado una ola de terror en el este de África, incluyendo ataques en Somalia y Uganda, un ataque mortal contra un complejo de Naciones Unidas en Mogadiscio, y el asedio al centro comercial Westgate Nairobi, todo el año pasado.

En ese ataque, los terroristas que se cree que son de al Shabaab entraron al centro comercial, desenfundaron sus armas y comenzaron a matar a tiros a la gente que estaba allí. Los hombres armados también fueron acusados de torturar a algunos rehenes antes de matarlos.

En total 67 personas murieron en el asedio, y partes del centro comercial fueron destruidas.

Grupo bajo presión

Al Shabaab ha sido capaz de seguir funcionando a pesar de las derrotas militares ante las tropas de Somalia, Etiopia y la Unión Africana desde 2007.

Más recientemente, el grupo ha estado bajo presión de las fuerzas de paz de Somalia y la Unión Africana, que puso en marcha una operación la semana pasada para cortar las líneas de suministro del grupo a lo largo de la costa somalí.

Los militantes comenzaron a retirarse de Barawe en los últimos días ya que las fuerzas somalíes y de la Unión Africana avanzaron en la ciudad portuaria.

El lunes, la Misión de la Unión Africana en Somalia anunció que las fuerzas militares habían retomado varias ciudades importantes en las regiones de Middle Shabelle e Hiiran.