(CNN) - Él solía aterrorizar a los defensas, pero ahora el exdelantero del Liverpool y de Inglaterra, Michael Owen, está arrasando luego de ganar su primera victoria en el grupo 1.

Hace siete años Owen creó su propio campo —Manor House Stables— y el domingo fue testigo de su primer gran éxito mientras Brown Panther, un caballo que también crió, se llevó la victoria sobre un campo estelar en el Irish St Leger en el Curragh.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

"Como todos saben, es la niña de mis ojos y fue bastante espectacular en la carrera", dijo Owen, quien contuvo las lágrimas en medio de la emoción de la victoria después de la genial carrera del jinete Richard Kingscote.

"Richard se acercó un poco más al ritmo que teníamos en mente, pero él es un jinete implacable y se apresuró de nuevo", añadió Owen. "Siguió galopando y es una súper estrella".

Owen recibió playeras del Liverpool, Manchester United y playeras de Inglaterra para firmar en el recinto del ganador, lo que se asemejaba al alboroto del festival de música de Glastonbury.

Brown Panther demostró el tipo de cambio de ritmo con el que Owen solía acosar a los defensas durante sus días como jugador en medio de un campo de clase mundial, incluyendo a Leading Light, el ganador del Ascot Gold Cup, entrenados por Aidan O'Brien.

Resultó ser un fin de semana difícil para O'Brien, luego que su caballo estrella Australia sufriera una sorpresiva derrota el sábado en el Irish Champion Stakes en Leopardstown.

Como tal, Owen demostró ser la estrella de las carreras irlandesas el fin de semana, un resultado apropiado después de la muerte de hace tan solo dos meses de Treble Heights, la madre de Brown Panther.

El semental entrenado Tom Dascombe había terminado tercero en la misma carrera en el Curragh en 2012, pero esta vez sus rivales no pudieron igualar su ritmo al dirigirse a la meta, mientras que Brown Panther sumó a las victorias anteriores, tanto en Ascot como en Goodwood.

"Lo primero que hay que decir es que Richard hizo una carrera genial", dijo Dascombe, quien dio a entender que Brown Panther ahora probablemente competirá en el Long Distance Cup del British Champions Day el próximo mes en Ascot, en lugar de regresar a la Melbourne Cup donde ocupó la octava posición el año pasado.

"Estuve a punto de retirarlo, pero no hay demasiadas que tengan el nivel de Irlanda así que tienes que correr. El caballo nunca nos defrauda".

En una entrevista con CNN a principios de este año, Owen, quien también alberga a dos de los caballos de Wayne Rooney en sus establos, admitió que ganar carreras de caballos solo es algo secundario a anotar goles en sus días de auge futbolístico.

A pesar que su padre Terry lo introdujo al deporte de los reyes, Owen también manifestó que todavía luchaba con el concepto de solamente observar un evento deportivo desde las gradas.

"Con el fútbol siempre te sientes en control. En el terreno de juego, siempre puedes hacer algo para que haya un resultado. Tu destino está en tus manos en muchos sentidos", dijo.