(CNN Español) - Gran revuelo han causado las palabras de la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, quien denunció que sindicalistas estarían preparando un estallido social para desestabilizar su gobierno.

A esto se suma el inédito discurso del hijo de la mandataria, Máximo, quien llamó a la oposición a reformar la Constitución para que su madre sea candidata en las elecciones presidenciales de 2015.

Fernández denuncia plan de desestabilización

Cristina Fernández se refirió  el jueves en la Casa Rosada a las declaraciones del sindicalista Luis Barrionuevo, al que no aludió por su nombre, quien sugirió la posibilidad de que en diciembre se produzca un estallido social en Argentina, tal como ha ocurrido en años anteriores para esa fecha.

"Estos que están anunciando estallidos para diciembre, posiblemente estén preparando algunas cosas no para diciembre, sino que lo hagan como maniobra distractiva", dijo la mandataria.

Barrionuevo hizo esas declaraciones el miércoles pasado en la televisión local. Desde entonces no se ha pronunciado sobre el pronunciamiento de la presidenta, pero por sus declaraciones fue llamado por la Justicia para dar testimonio este lunes.

Máximo propone que su madre pueda ser candidata

La ofensiva de la presidenta fue seguida por un hecho inédito. Máximo, su hijo mayor y líder de la Agrupación política La Cámpora realizó su primer discurso el sábado ante sus seguidores para defender el gobierno de su madre y de su padre el fallecido Néstor Kirchner que gobernó entre 2003 y 2007.

En tono desafiante, llamó a la oposición a reformar la Constitución para que su madre pueda competir en las próximas elecciones presidenciales de octubre de 2015.

"Si quieren acabar con el kirchnerismo (…) por qué no dejan y compiten con Cristina, le ganan a Cristina y sanseacabó”.

Algunos analistas dudan de que el planteo del hijo de la presidenta sea plausible.

La oposición, por su parte, rechazó nuevamente habilitar la posibilidad de un tercer mandato de Fernández.

En entrevista con Patricia Janiot, el diputado oficialista Horacio Piertagalla dijo que las palabras de Máximo eran en sentido "metafórico".

Según Piertagalla, la mandataria tiene una imagen positiva y buena intención de voto, aunque ha señalado que no aspirará de nuevo porque la Constitución no se lo permite.

Para el diputado, "si hoy hubiera elección, nadie podría ganarle a nuestra presidenta".