¿Por qué los brutales videos de las decapitaciones de ISIS son tan similares?

Por Joshua Berlinger y Dana Ford, CNN

(CNN) - Tres ejecuciones brutales. Tres guiones horrorosamente similares.

El video se desvanece. Se ve a un cautivo occidental de rodillas vestido con un traje naranja de preso, que contrasta con un cielo azul brillante.

Un "verdugo" enmascarado tiene un cuchillo de grandes dimensiones. Las últimas palabras de la víctima están aparentemente escritas en el guión de sus captores. El hombre enmascarado habla. Levanta la navaja. El video se desvanece a negro.

ISIS ha publicado el video en el que aparece la decapitación de David Haines, la tercera víctima occidental decapitada por el grupo militante sunita.

Se titula "mensaje a los aliados de Estados Unidos", similar a los que ISIS publicó en los dos primeros videos.

La semántica de los tres videos tiene ligeras diferencias, pero la coreografía es sorprendentemente similar.

El verdugo

El verdugo en el video publicado el sábado parece ser la misma persona, hablando con el mismo acento británico del que supuestamente mató a los periodistas estadounidenses James Foley y Steven Sotloff.

Está vestido de forma idéntica en los tres videos: ropa negra que cubre casi todo, excepto los ojos, y una correa de cuero con una pistola. En los dos primeros videos se podían ver sus botas de combate, pero no en el más reciente.

Parece ser de complexión y altura similar. Agita un cuchillo en la mano izquierda, al igual que el militante de los dos videos anteriores.

La primera parte del video comienza como los otros, con un clip de un líder occidental declarando su apoyo a la lucha contra ISIS. Ésta vez, es el primer ministro británico David Cameron que ofrece su respaldo de la coalición que apoya a la Peshmerga en el norte de Iraq.

Antes de que el asesino enmascarado acabe con la vida de su cautivo, se dirige al líder del país de su víctima, y se refiere a los ataques aéreos recientes llevados a cabo por Estados Unidos en Iraq.

Antes del asesinato de Foley, el verdugo alude a los ataques de Estados Unidos que ayudaron a romper el cerco de las montañas de Sinjar en un intento por rescatar a los yazidis atrapados allí.

Antes de la muerte de Sotloff, el verdugo habla de los ataques que contribuyeron a acabar con el asedio de Amerli, hogar de muchos de los turcos chiítas de Iraq.

¿Esta vez?

"Su alianza maligna con Estados Unidos que continúa los ataques a musulmanes de Iraq y más recientemente el bombardeo a la presa de Haditha, solo acelerará su destrucción y reivindicará su papel de perro faldero obediente", dijo, dirigiendo sus palabras a Gran Bretaña.

“Cameron, solo usted y su gente se arrastrarán a otra guerra sangrienta e imposible de ganar".

Al final, el verdugo amenaza la vida de otro cautivo. Esta vez ISIS afirma que tiene a Alan Henning, otro trabajador humanitario británico secuestrado.

Tras la muerte de Foley, el embajador británico en Estados Unidos dijo que los expertos de su país estaban cerca de identificar a su asesino. Aún no han dado el nombre.

Tras la ejecución de David Haines, Cameron prometió justicia

Preguntas

"El asesinato de David Haines es un acto de pura maldad. Mi corazón está con su familia que ha demostrado una extraordinaria valentía y fortaleza", dijo Cameron el sábado.

"Haremos todo lo que esté a nuestro alcance para perseguir a estos asesinos y asegurarnos de que se enfrenten la justicia, sin importar el tiempo que haga falta".

En el caso de los dos primeros videos, la comunidad de inteligencia de Estados Unidos ha estado analizándolos para tratar de responder a algunas preguntas clave: ¿Cuándo fueron ejecutados? ¿Cuándo les dispararon? ¿Es el asesino la misma persona?

Un experto forense ha planteado la cuestión de que parece que hay dos militantes en el video de Foley. El segundo militante aparece en el video después de una edición obvia.

“Definitivamente hay un cambio de actor", declaró Ross Patel, el experto forense. "Es notable —no es sutil— pero también hay cambios notables en su complexión, su aspecto físico".

En el video de Sotloff y Haines, la imagen se desvanece a negro inmediatamente antes y después del inicio de la decapitación, y de nuevo no es claro si el hombre que habla es el mismo hombre que luego asesina.

(Tom Foreman, Jim Acosta, Steve Almasy, Deborah Bloom y Nick Paton Walsh contribuyó con este reporte)