CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Viajes y Turismo

8 razones que enorgullecen a los habitantes de Escocia

Por Sebastián Jiménez Valencia

Por David Torrence, para CNN

(CNN) — Es casi obligatorio que los artículos sobre Escocia abran con lírica dulce sobre la tierra de tartan, gaitas y brezo.

Si, tiene todo eso, pero vamos a tratar de ir más allá de los campos de golf y las faldas escocesas, y explorar qué más puede ofrecer este país.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

No menos importante es un mechón de independencia fogosa que podría, dependiendo de la decisión que se tome en el referendo del 18 de septiembre, verse separada del Reino Unido para volverse una nación soberana.

Eso significaría que los viajeros que se dirigen allí podrían optar a un sello adicional en su pasaporte.

Si van, aquí hay ocho cosas que puede que necesiten saber:

  1. Escocia ama la política  

Aún sin el referendo sobre la independencia, Escocia es sumamente política.

Así Holyrood -la casa colosal y cara del Parlamento de Escocia- es un buen lugar para llegar a tener una idea de los acontecimientos contemporáneos.

El edificio todavía divide la opinión (anímate, pregúntale a un taxista que piensa de ello), pero las visitas guiadas son muy populares entre los lugareños y los turistas – así como los pleitos a gritos semanales, también conocido como las preguntas del Primer Ministro, que se puede observar desde la galería pública.

Edificio del Parlamento Escocés, Holyrood, Edimburgo; +44 131 348 5000

Si tienes que probar haggis, más vale mezclarlos con curry de la India.

  1. El plato favorito de Escocia ni siquiera es escocés…

Haggis, galletas de mantequilla y empanadas de miedo están bien, pero la mayoría de los escoceses prefieren desviarse del menú tradicional cuando llega la hora de comer.

Esto no debería sorprender, sobre todo en la multicultural Glasgow, donde miles de asiáticos, italianos y europeos orientales se han instalado desde el siglo pasado.

El subcontinente del sur de Asia ha ganado con el curry triunfando como plato favorito de la nación.

Glasgow cuenta con varios restaurantes de primera categoría de curry, entre ellos está Mister Singh en el West End, que, ahora que ha conquistado la cocina local, es la creación de distintivos platos de fusión escocés-indio, como haggis chasni y picada y tatties (patatas) en curry.

Mister Singh’s India, 149 Elderslie Street, Glasgow; +44 141 221 1452

  1. … Pero su bebida favorita es  

No a todos los escoceses les gustaría una bebida alcohólica, pero el whisky es quizás la más famosa exportación de Escocia.

Las destilerías marcan las islas, las montañas altas e incluso las tierras bajas de Escocia, y todos están felices de proporcionar tours y degustaciones – por una módica suma, por supuesto.

La isla de Islay en la costa occidental de Escocia tiene aproximadamente ocho años ya, gracias a las turberas fértiles y fuentes de agua pura que inspiraron a los monjes irlandeses a iniciarse en la fermentación en el siglo XIV.

A pesar de su atractivo global, el whisky no es en realidad la bebida favorita de Escocia.

Ese título es de Irn Bru – un refresco desvalido que puede curar las resacas y, al parecer, destruir alfombras.

  1. Nos dio la primera superestrella literaria del mundo  

Nacido en Edimburgo en 1771, Sir Walter Scott fue el autor más vendido de novelas históricas como «Ivanhoe», «Rob Roy», «The Heart of Midlothian» y «La novia de Lammermoor».

Los libros más vendidos en Escocia y en las Islas Británicas, también tenían alcance internacional, influyendo a los escritores en Rusia y los Estados Unidos.

También reciben el crédito con haber conformado la identidad escocesa.

La casa de campo recién restaurada del autor en la frontera escocesa, Abbotsford House, está llena con la colección ecléctica de Scott de objetos insólitos y artefactos históricos que inspiraron sus grandes poemas y novelas.

Scott’s Abbotsford, Abbotsford, Melrose; +44 1896 752043

No te llevará a Hogwarts, pero la vista en el tren de vapor de Jacobite es mágica.

  1. Sus ferrocarriles son increíbles  

Los fans de Harry Potter – creado por JK Rowling, otra superestrella literaria que ha vivido en Escocia – recordarán la escena en la que un tren de vapor transporta a los niños a Hogwarts por paisajes espectaculares y cruza por un viaducto dramático.

Este se llama Glenfinnan y forma parte de la West Highland Railway Line que corre de Fort William a Mallaig.

Este hasta baja la velocidad para que los chicos emocionados puedan tener un momento para tomar fotografías.

Las vistas impresionantes también forman un telón de fondo de los cruces de las ferrovías sobre los puentes Forth y Tay abarcando los ríos de la costa este de Escocia.

El resto de la red ferroviaria sigue siendo una forma barata (más o menos) de visitar casi todos los rincones de Escocia.

ScotRail’s Freedom de Scotland Travelpass da viajes ilimitados de cuatro días en trenes, transbordadores y algunos servicios de autobús y vehículos, mientras que el pasaje de Kids Go Free (niños viajan gratis) ofrece más descuentos, así como entrada gratuita a algunas de las mejores atracciones de Escocia.

  1. Es un puente a Escandinavia  

Mientras que las cadenas de tiendas de Princes Street de Edimburgo pueden reflejar la presión comercial del Reino Unido sobre Escocia, sus islas desoladas, bellas y distantes parecen estar más cerca de Noruega.

Eso es probable porque muchos, alguna vez, fueron parte del antiguo reino nórdico, solo convirtiéndose en parte de Escocia después de siglos de dominio escandinavo.

Las Islas Hébridas Occidentales cambiaron de manos en el siglo XIII, seguidos por Orkney y Shetland unos 200 años más tarde, pero los vínculos siguen siendo fuertes.

Muchos nombres de lugares y banderas de la isla, recuerdan sus raíces nórdicas, incluso hay un vuelo directo entre la ciudad noruega costera de Bergen y Shetland durante el verano.

La isla de St. Kilda destaca.

Una vez fue el punto más occidental de las Islas Británicas, esta roca estéril una vez fue la esperanza de una población con pies grandes y dedos prensiles por genética, que les permitía trepar por sus acantilados.

St. Kilda fue abandonado en 1930 y un pueblo en ruinas ahora ronda su paisaje.

Caledonian MacBrayne Ferries; +44 (0) 1475 650100

La batalla de Bannockburn: ¿sigue siendo peleada por algunos?

  1. Bannockburn sigue siendo tema de discusión  

La forma en que algunos escoceses hablan sobre Bannockburn, uno pensaría que la batalla se llevó a cabo el año pasado, y no hace 1.314 años.

Este fue el choque donde Robert the Bruce, rey de Escocia llevó a su ejército inferior en número a la victoria contra el ejército inglés de Edward II, sin una gota de Irn Bru para ayudarlos.

Sus tácticas cambiaron el rumbo de la historia de Escocia, ayudando a forjar un espíritu de independencia cuya resistencia debe ser en parte responsable del referendo actual – es una feliz coincidencia para los nacionalistas escoceses que la votación se llevará a cabo en el año 700 del aniversario de la batalla.

Claramente las memorias escocesas no necesitan mucho para recordar, pero ahora hay ayuda de un centro de reciente apertura que invita a los visitantes a tomar su lugar en el campo de batalla y enfrentarse cara a cara con los reyes de oposición.

Batalla de Bannockburn, Glasgow Road, Whins Of Milton, Stirling; +44 844 493 2139

  1. Sus festivales de verano son mejores que sus veranos  

Los visitantes que tiritan pueden quejarse que el verano de Escocia va y viene en el tiempo que se necesita para contar un chiste, pero al menos hay algo de qué reírse.

Eso es en gran parte gracias al Festival de Edimburgo, que cada mes de agosto reúne a algunos de los mejores gagsmiths (expertos de risa) del mundo y las futuras estrellas de la comedia para una serie de espectáculos standup que definirán sus carreras.

Para ser pedante, no hay tal cosa como el «Festival de Edimburgo», es en realidad una serie de diferentes festivales que se traslapan, pero la mayoría de los locales y visitantes se agrupan.

El Festival Internacional de Edimburgo altanero es el más antiguo, en torno al cual los de cepa inferior se establecen en el Festival de Edimburgo circundante.

Estos han sido unidos por recientes adiciones incluyendo el Festival del Libro Internacional de Edimburgo de cepa media.

Los lugareños son famosos por ser gruñones por los miles de «creativos» que caen sobre la capital escocesa por un par de semanas, pero sigue siendo el mejor momento para disfrutar de la ciudad.

Festivales de Edimburgo; Waverley Court, 4 E. Market St., Edinburgh; +44 131 529 6763

David Torrance es un locutor, escritor e historiador político escocés.