Adrian Peterson no jugará en la NFL hasta que resuelva sus problemas legales

Por Ed Payne, CNN

(CNN) - El running back, Adrian Peterson, no jugará con los Vikings de Minnesota hasta que sus problemas legales se resuelvan, dijo el equipo este miércoles.

Es un cambio en la actitud del equipo, que anteriormente dijo que Peterson, quien enfrenta un cargo de abuso infantil, practicaría esta semana y podría jugar en el partido del próximo domingo contra los Saints de Nueva Orleans.

En un comunicado a principios de este miércoles, el equipo dijo que Peterson fue colocado en la lista de Exentos/con Permiso del Comisionado, que requerirá que “permanezca alejado de todas las actividades del equipo”.

"Aunque intentamos tomar una decisión equilibrada (este lunes), después de una reflexión concluimos que esta resolución es mejor para los Vikings y para Adrian”, dijeron en un comunicado los dueños Zygi y Mark Wilf. “Queremos ser claros: tenemos una postura fuerte con respecto a la protección y bienestar de los niños, y queremos asegurarnos de hacerlo bien”.

Peterson es considerado uno de los mejores running backs en la NFL, sino es que el mejor. Su ausencia probablemente se sintió en la derrota 30-7 de su equipo frente a los Patriots este domingo.

En 2011, acordó un contrato lucrativo, que según NFL.com estaría valorado en 100 millones de dólares en un periodo de siete años.

Un cambio para mal

Pero su fortuna cambió para mal desde que fue acusado la semana pasada de causar lesiones corporales a su hijo.

Este martes, perdió uno de sus contratos de patrocinio más significativos cuando Castrol, un gran productor de aceite de motor, le retiró el apoyo.

Castrol utilizaba a Peterson en comerciales de su aceite de rendimiento Edge y en redes sociales. Muchas publicaciones recientes en redes sociales fueron eliminadas, y los comerciales ya no están disponibles en YouTube. Su otro gran patrocinador, Nike, también abandonó al jugador.

Por su parte, uno de los patrocinadores del equipo, la cadena de hoteles Radisson, anunció la noche de este lunes que suspendía su “patrocinio limitado de los Vikings de Minnesota mientras evaluamos los hechos y circunstancias”.

También, el sitio web de su Fundación All Day quedó fuera de Internet después de que las organizaciones altruistas representadas en el sitio recibieran llamadas de “acoso” de sitios de chismes, dijo su consejero filantrópico, Bruce Richmond.

“Sacamos el sitio de la web porque las organizaciones altruistas que Adrian respalda recibieron llamadas de los medios y éramos acosados por ellos”, declaró Richmond a CNN. “Hablé con un director de comunicación que dijo que recibió aproximadamente una docena de llamadas hoy del mismo sitio de chismes”.

Proceso legal

Después de su acusación, Peterson se entregó a las autoridades de East Texas el pasado sábado y fue liberado con una fianza de 15.000 dólares.

El próximo paso es una audiencia preliminar en la corte el 8 de octubre.

Según la ley de Texas, una persona puede ser condenada por lesionar a un niño si causa lesiones corporales o mentales “intencionalmente, a sabiendas, imprudencialmente o con negligencia criminal” o causan ese daño por omisión. El crimen es castigable hasta con dos años en una prisión estatal y una multa de 1.000 dólares.

Las autoridades no divulgaron los detalles de lo que llevó a la acusación. El abogado de Peterson dijo que la “conducta denunciada involucra el uso de un cable de luz para golpear a su hijo”, al explicar lo que su cliente hizo mientras disciplinaba "casi de la misma forma que él experimentó cuando era niño y crecía en East Texas".

Rusty Hardin dijo que “Adrian nunca tuvo la intención de lastimar a su hijo y se arrepiente profundamente de la lesión no intencional”.

Peterson se defendió este lunes, al decir que “no soy un padre perfecto, pero sin duda, no soy un abusador de menores”.

Otras acusaciones

La filial de CNN, KHOU, reportó esta semana que Peterson supuestamente abusó de otro de sus hijos; un menor de cuatro años.

Las fuentes dijeron a KHOU que la madre del niño presentó una queja ante los Servicios de Protección Infantil (CPS, por sus siglas en inglés) en Texas en la que afirma que Peterson golpeó al niño cuando visitaba a su padre en su casa en Houston.

Según el reporte, los mensajes de texto entre Peterson y la madre del niño muestran que Peterson admitió castigar al niño, pero afirma que el niño golpeó su cabeza en el asiento del automóvil durante el proceso.

No se presentó ningún cargo, según KHOU.

CNN contactó a CPS, pero no recibió una respuesta.

A través de su abogado, Rusty Hardin, Peterson negó el reporte.

"La acusación de otra investigación a Adrian Peterson simplemente no es verdad. Esta no es una acusación nueva. Es una que no tiene fundamentos y fue denunciada a las autoridades en dos estados hace más de un año y nada salió de eso”, dijo Hardin. “Un testigo adulto insiste categóricamente en que Adrian no hizo nada inapropiado con su hijo”.