(CNN) - Un hombre dueño de una tienda de alimentos en el norte del estado de Nueva York financió al grupo terrorista ISIS, intentó enviar a yihadistas a Siria para luchar con los militantes y conspiró para asesinar a tropas estadounidenses, dijeron autoridades federales de Estados Unidos.

Mufid A. Elfgeeh, de 30 años, fue arrestado el 31 de mayo, aunque las autoridades federales no detallaron el proceso en su contra hasta este martes.

Según la acusación, Elfgeeh enfrenta tres cargos por tratar de "dar apoyo material a una organización terrorista extranjera", en este caso ISIS, un cargo de intento de asesinato de funcionarios y empleados de Estados Unidos, dos cargos por tener un silenciador de arma de fuego no registrado, y uno por posesión de armas de fuego o silenciadores relacionado con un crimen.

El abogado que representa Elfgeeh, Mark Hosken, declaró el martes que había visto el auto de procesamiento y procederá a una declaración de inocencia para su cliente, quien comparecerá en la corte el jueves por la mañana.

La investigación federal sobre Elfgeeh comenzó a principios de 2013 lejos de Medio Oriente, donde ISIS (también conocido como ISIL y el Estado Islámico) ha emprendido una campaña brutal en los últimos años.

Un vistazo a su Twitter sugiere que Elfgeeh no está del lado de su país de adopción en esta lucha, según una declaración jurada en apoyo de una orden de allanamiento en su caso.

Al parecer escribió en un tuit que decía: "Al Qaeda dijo alto y claro: estamos luchando contra la invasión estadounidense y su hegemonía sobre la tierra y la gente". En otro mensaje, Elfgeeh supuestamente declaró que ISIS "gobernará un día el mundo con la voluntad de Alá".

La declaración jurada alega que instó a la gente a donar un tercio de su salario o, al menos, "#Cinco_mil_dolares_por_cada_hogar", como se indica en un tuit, haciendo hincapié en la importancia de apoyar a grupos como ISIS financieramente.

Pero el yemení de nacimiento, dueño y operador de Halal Mojo y Food Mart, llamado Mojoe para algunos, podría haber apoyado más que financieramente al terrorismo en Rochester, Nueva York.

Documentos de la corte indican que, ya que no podía vender su tienda, Elfgeeh quería exportar "a los que están hartos (y quieren) ir a la guerra y ser yihadistas".

Los informantes del FBI estuvieron entre algunos que Elfgeeh reclutó activamente para unirse a ISIS como yihadistas, afirma la declaración jurada. Les ayudó a pagar los costos de los pasaportes, hizo arreglos de viaje y estableció contactos con el grupo terrorista bajo pretextos de ir "a la universidad", que era el código para unirse a ISIS.

Documentos de la corte, citando registros de Western Union, alegan que Elfgeeh también envió 600 dólares a un yemení que quería que se uniera a ISIS.

¿Planes en Estados Unidos?

Elfgeeh pudo haber tenido sus propios planes en Estados Unidos. La acusación cita conversaciones con dos informantes del FBI en las que Elfgeeh hablaba de poner sus manos en las armas y municiones para infligir violencia en Estados Unidos.

Según la declaración jurada, Elfgeeh dijo que podría matar "a cinco o 10, tal vez 15, algo así...” para después publicar un video u otro mensaje en línea para explicar por qué lo hizo.

"Queremos... empezar a disparar a los que estaban en el ejército que fueron a Iraq", dijo en abril, según el documento.

Las autoridades sostienen que arrestaron a Elfgeeh después de que pagara y recibiera dos pistolas, silenciadores y municiones de uno de los informantes.

Elfgeeh está ahora bajo custodia federal. Si es declarado culpable, podría estar allí mucho tiempo: los cargos de posesión de armas de fuego por sí solos tienen una pena máxima de 30 años; la pena máxima por el cargo de intento de asesinato es de 20 años, y un recuento sobre el apoyo material a una organización terrorista es de hasta 15 años.

(Evan Pérez contribuyó con este reporte)