(CNN Español) - Venezuela es reconocido en el mundo por haber obtenido seis coronas de Miss Universo y es un país que le otorga un gran valor a la belleza de sus mujeres.  Pero ahora un procedimiento estético, aumentar la talla del busto, puede ser una misión difícil de lograr.

Hay escasez de prótesis mamarias, según certifica la Sociedad Venezolana de Cirugía Plástica.

El aumento mamario es tan común en el país, que hay hasta maniquíes en las tiendas luciendo un busto voluminoso.  Según esa entidad, en 2013 se practicaron unas 85 mil operaciones de aumento de mamas.

Se trata de una realidad cultural que podría cambiar como consecuencia de la escasez de prótesis.

Según explica el doctor Ernesto Mendoza, especialista en cirugía plástica y reconstructiva, los distribuidores o las casas comerciales “no están recibiendo las divisas preferenciales que anteriormente recibían”.

En Venezuela, el Gobierno controla de forma exclusiva la administración de las divisas.

“Obviamente eso se ve reflejado en los costos de las prótesis, entonces si los costos de las prótesis suben o se incrementan, entonces que pasa la cirugía queda limitada a personas que tienen un ingreso mayor”, dice Mendoza.

Además, también hay limitaciones de marcas y tamaños. Antes provenían mayormente de Estados Unidos, ahora vienen de China. Una cirugía puede costar en promedio unos 1.500 dólares, el equivalente a dos anos de salario mínimo en este país.

Hay opciones de silicona o tela, sin cirugía, pero los sostenes especiales también escasean.

El ramo de la estética también se ha visto afectado en áreas como el maquillaje, así como los esmaltes de uñas y removedores.