CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Video

Escocia rechaza la independencia y seguirá siendo parte de Reino Unido

Por CNNEspañol Sebastián Jiménez Valencia

(CNN Español) — Escocia seguirá siendo parte de Reino Unido tras histórico referéndum en que se dijo no a la independencia.

La opción NO a la independencia fue la más votada en la mayoría de los 32 concejos o circunscripciones del país.

El NO ganó con 55% de los votos, frente a un 45% del SÍ, según el escrutinio.

Tras los resultados, Alex Salmond anunció su renuncia como ministro principal de Escocia y líder del Partido Nacionalista Escocés luego de reconocer la derrota y pedir a los ciudadanos aceptar el voto.

Por su parte, el primer ministro británico, David Cameron, dio la bienvenida a la decisión de Escocia en una declaración televisada fuera de sus oficinas en el número 10 de Downing Street, diciendo que era un resultado claro.

Una participación del 86% es uno de los más altos del mundo democrático para dicha votación, dijo.

Los distritos reportaron una participación alta, informó Mary Pitcaithly, jefa de la oficina de conteo, en Edimburgo.

Clackmannanshire fue el primer consejo que reportó resultados y se inclinó por el campo del ‘No’, con 19.036 electores, lo que representa el 54% del total de personas que votaron. Unas 16.350 personas votaron por una separación de Reino Unido, es decir, el 46% del total de quienes sufragaron en este distrito, según reportó el funcionario de conteo de votos.

LEE: ¿Escocia sería más rica fuera de Reino Unido?

El condado Dundee fue el primero en el que ganó el ‘Sí’ a la independencia de Escocia de Reino Unido, informó el centro de conteo: 57% de las personas votaron por el ‘Sí’, por el 43% que votó por el ‘No’.

Glasgow, uno de los distritos más poblados de Escocia, le dio al ´Sí’ una importante victoria, pero no fue lo suficiente como para revertir la ventaja de la negativa a independizarse del Reino Unido.

Los últimos datos oficiales mostraron que el 97 % de los votantes se inscribió en el padrón del referéndum. Más de 4 millones de personas acudieron a las urnas en Escocia.

A pesar de que no hubo independencia, se esperan cambios en la posición de Escocia dentro del reino, en donde se presume tendrá más autonomía y más participación en los asuntos de Estado.

Una separación podría haber terminado los 307 años de unión con Inglaterra, Irlanda del Norte y Gales como parte del Reino Unido.

Para quienes se oponen a la independencia dicen que estar en el Reino Unido ha ayudado a que Escocia adquiera una cómoda posición en el escenario mundial, mientras que quienes la apoyan aseguran que también le ha impedido desarrollar todo su potencial.

En los días previos a la votación,  Cameron pidió a Escocia no separar «nuestra familia de naciones».

Por su parte, los líderes de los tres principales partidos del Reino Unido lanzaron una promesa conjunta este pasado martes: Escocia tendrá nuevos poderes si opta por quedarse en el Reino Unido, propuesta realizada a dos días de un referéndum histórico.

LEE: Autora de Harry Potter no quiere la independencia de Escocia

En un comunicado, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, acogió los resultados de la consulta y felicitó «al pueblo de Escocia por su pleno y enérgico ejercicio de democracia. Mediante el debate, la discusión y deliberaciones apasionadas pero pacíficas, nos recordaron al mundo las enormes contribuciones de Escocia a Gran Bretaña y al mundo, y han hablado en favor de mantener a Escocia dentro de Gran Bretaña».

«No tenemos un aliado más cercano que Gran Bretaña y estamos ansiosos por continuar nuestra fuerte y especial relación con todo el pueblo de Gran Bretaña e Irlanda del Norte al enfrentarnos a los desafíos del mundo de hoy», agregó.