Escocia vota por la unión en un antiguo club de golf y las mujeres ganan su afiliación
Eliminando la desigualdad: golfistas como la estadounidense Stacy Lewis ahora podrán celebrar su éxito en el campo de golf en la casa club de St. Andrews, luego de que Royal & Ancient votara para admitir miembros de género femenino.

(CNN) - También se ha tomado otra decisión histórica el día en que Escocia decide sobre su independencia del Reino Unido y este voto es a favor de la unión.

Este jueves, el Royal & Ancient Club de St Andrews renunció a su política de membresía solo para hombres de hace 260 años y votó a favor de que las mujeres se unan a sus filas.

Más de tres cuartos de los miembros del club devolvieron las tarjetas de votación, y 85% votó a favor del cambio. Según la constitución de R&A, el requerimiento era de una mayoría de dos tercios.

"Este es un día muy importante y positivo en la historia del Royal and Ancient Golf Club", dijo su secretario, Peter Dawson.

"Este voto tiene efecto inmediato y puedo confirmar que The Royal and Ancient Golf Club de St Andrews ahora es un club mixto".

"Los socios también han actuado para que un importante número de mujeres pasen rápidamente a ser miembros en los próximos meses", agregó Dawson.

Las mujeres golfistas ya pueden jugar en los famosos campos de golf de la costa este de Escocia pero hasta ahora no se les permitía entrar a la sede del club como miembros o participar en las decisiones del club.

En marzo de este año, el Royal & Ancient Club decidió consultar a sus 2.500 miembros masculinos de todo el mundo sobre la posibilidad de cambiar su política histórica.

También consultó con sus miembros si estaban de acuerdo con permitir que 15 nuevos miembros femeninos se unieran de forma inmediata.

La decisión de ratificar ambas propuestas se anunció en la convención anual del club, el jueves 18 de septiembre, casualmente el mismo día en que se celebraba el referendo escocés.

"La sociedad está cambiando, el deporte está cambiando, el golf está cambiando", comentó el director ejecutivo de R&A, Peter Dawson, antes de anunciar la decisión.

Los organizadores del evento deportivo de carácter mundial han sido presionados para abandonar lo que es visto como una política discriminatoria arcaica en cuestión de género.

En 2012, el Augusta National permitió que miembros femeninos se unieran al prestigioso club estadounidense por primera vez en 80 años.

Augusta, anfitrión de los Masters, enfrentó protestas durante años, además de la presión que el Presidente Obama ejercía sobre la organización.

La ex Secretaria de Estado de Estados Unidos, Condoleezza Rice y la asesora financiera de Carolina del Sur, Darla Moore, fueron las primeras mujeres en ser admitidas como miembros.

El R&A, que funciona como la entidad gubernamental del golf fuera de Estados Unidos y México, recibió críticas previo al Abierto Británico del 2013 por elegir como anfitrión del único major de Europa a Muirfield, de East Lothian, el cual es un club solo para hombres.

Muirfield sigue siendo uno de los tres campos de golf que rotan para albergar el Abierto, junto con el Royal Troon y el Royal St George's, los cuales no aceptan miembros femeninos.

La histórica decisión que tomó el Royal & Ancient Club, que será el anfitrión del Abierto de 2015, es otro paso importante hacia la abolición progresiva de una de las más polémicas tradiciones del golf.

El club St Andrews se estableció en 1764 y es considerado el hogar histórico del golf.

Dar la bienvenida a miembros femeninos le asegura al Royal & Ancient seguir siendo relevante en un futuro nuevo e igualitario.