CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Curiosidades

Más allá de los superyates: los nuevos juguetes acuáticos para millonarios

Por (CNNEspañol.com)

Por Sheena McKenzie, for CNN

(CNN) — Échale una mirada a los puestos de lujo en el Monaco Yacht Show de este año y se te perdonará por pensar que hubieras vacilado frente al laboratorio de artilugios secretos de James Bond.

Submarinos personales, mochilas a propulsión e, incluso, un fantástico barco “que camina” están en oferta para una nueva generación de millonarios en busca de emociones.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

Más jóvenes que nunca, los súper ricos de hoy no se contentan con pasar sus vacaciones descansando en los soleados súper yates.

En lugar de esto, están deseando pagar millones por juguetes acuáticos de alta tecnología, inimaginables hace 24 años, cuando recién se había lanzado el prestigioso espectáculo de barcos.

“Hace quince años una persona que tuviera un súper yate tenía generalmente 50 años”, explicó Gaëlle Tallarida, directora administrativa del “Monaco Yatch Show”, en su cadencioso acento francés.

“Ahora vemos personas de 30 años que poseen uno”.

Procedentes de economías emergentes tales como China y Sudamérica, esta nueva generación de adinerados vacacionistas están buscando aventuras únicas en el mar — desde explorar el suelo del océano en un submarino hasta elevarse 10 metros en el aire mediante una mochila a propulsión.

“Estos juguetes les atraen porque ellos tienen una manera especial de divertirse en los yates, comparada a la de sus padres, quienes quizás tenían que esperar a ser mayores para comprar uno”, dijo Tallarida.

“A ellos les gustan los deportes y realmente se divierten estando en el mar — no sólo navegando y recostados en el solario”.

“Main Sail” le echa un vistazo a cuatro de los juguetes más llamativos del espectáculo:

DeepFlight Super Falcon

Precio: 1,7 millones de dólares  

¿Es un jet  ¿Un coche deportivo? ¿Quizás un submarino? A primera vista, el futurista “DeepFlight Super Falcon” es difícil de definir.

Pero el inusual sumergible eléctrico para dos personas, capaz de zambullirse 120 metros debajo del mar, parece ser del gusto de sus millonarios propietarios: Richard Branson y Dietrich Mateschitz, fundador de Red Bull.

“Así como las personas individuales ahora pueden explorar el espacio, nosotros vemos nuestros submarinos como una herramienta para abrir los océanos para la exploración privada”, dijo Karen Hawkes, quien fundó en 1996 la compañía “DeepFlight” junto a su esposo, el ingeniero Graham.

“A diferencia de las naves espaciales, estos propietarios pueden pilotar sus propios navíos”.

El Falcon sigue a un modelo anterior, el “DeepFlight Dragon”, valorado en $1,5 millones. Ambos tienen flotabilidad positiva, lo que significa que siempre tienden a salir a la superficie, en lugar de hundirse.

Submarino Tritón

Precio: Desde 2,35 millones hasta 4,89 millones de dólares

El calamar gigante es real. ¿Cómo lo sabemos? El submarino Tritón lo filmó durante una expedición al fondo del mar el año pasado.

El buque de colores brillantes está disponible en 11 modelos diferentes y es capaz de sumergirse entre 305 y 10,973 metros bajo el agua.

“Le da a los clientes la oportunidad de ver una parte de nuestro planeta que ningún ser humano ha visitado antes”, dijo Marc Depp, director de marketing y ventas de la compañía.

“Muchos de nuestros clientes también están preocupados por el legado y el estado de los océanos, y ponen sus submarinos a disposición de los científicos marinos”.

La compañía espera construir entre cuatro y seis submarinos al año.

Yates Iguana

Precio: 388.000 – 518.000 dólares

Parte lancha rápida y parte tanque rodante, el Yate Iguana, como era de esperarse, provocó algunas miradas curiosas de los transeúntes mientras salía del agua “caminando”.

Mostrando dos “piernas” hidráulicas, el navío anfibio puede viajar aproximadamente unos 800 metros en tierra firme — a pesar de que no está diseñado para la red pública de carreteras.

“Todos nuestros clientes han comprado el yate porque tienen un uso legítimo para él, tal como entrar o salir de una propiedad frente al mar”, dijo Steve Huppert, gerente de ventas de la compañía.

“No hemos tenido gente que lo compre simplemente para lucirse”.

Independientemente de sus intenciones, los nuevos propietarios serán sin duda parte de un grupo de élite — hasta ahora, ya se han vendido seis de los inusuales yates.

Jetlev Flyer

Precio: 35.600 — 129.400 dólares 

Los fans de Bond que veían a su héroe usando una mochila a propulsión y siendo lanzado hacia el cielo en la película “Thunderball” de 1965, ahora pueden revivir la escena, por un cierto precio.

El Jetlev Flyer es alimentado por un disparo de agua a través de una manguera de 10 metros, y puede viajar en el aire durante un máximo de tres horas.

Es una de las docenas de accesorios de alta gama — incluyendo toboganes inflables y motos de agua — disponible a través Superyacht Toys & Tenders, quienes tienen un puesto en el Monaco Yacht Show de este año.

“Generalmente, las personas son cada vez más atrevidas con sus juguetes de lujo”, dijo Josh Richardson, director general de “Superyacht Toys & Tenders”, quienes se estrenaron hace tres años.

Ya se han vendido aproximadamente 200 de las mochilas propulsoras a base de agua.