Por Laura Smith-Spark, CNN

(CNN) — El parlamento británico aprobó —tras una votación contundente— la participación de Reino Unido en la ofensiva de ataques aéreos contra ISIS en Iraq.

La votación quedó 524 a favor y 43 en contra.

El grupo terrorista ISIS representa una amenaza al pueblo británico, dijo el primer ministro David Cameron este viernes mientras abría el debate.

El grupo terrorista es una organización de una brutalidad "asombrosa", dijo Camerón agregando que ya ha matado a un rehén británico y amenaza la vida de dos más.

"Esto no es una amenaza al otro lado del mundo", dijo, pero amenaza directamente a las naciones europeas.

LEE: ¿Hasta dónde se extiende el alcance mundial de ISIS?

Además de un ataque inspirado en ISIS ocurrido en un museo judío en Bruselas a principios de año, las agencias de seguridad de Europa han interrumpido otros seis planes ligados a ISIS, dijo.

Cameron convocó al Parlamento a la votación sobre la acción militar en Iraq, que se espera sea aprobada, pero será precedida por un largo debate en la Cámara de los Comunes.

El gobierno insiste en que tal acción es legal porque el gobierno de Iraq ha solicitado ayuda internacional para hacer frente a ISIS, que ha invadido vastas extensiones de Iraq y Siria y ha ejercido masacres contra las minorías religiosas y los musulmanes chiitas.

La acción ha sido respaldada por la coalición de gobierno de los conservadores y los liberales demócratas, así como el opositor Partido Laborista.

Crece la coalición

Además de Reino Unido, Bélgica y Dinamarca se ha unido a la coalición, confirmó el viernes el ministro de defensa del país, agregándose a la lista de más de 50 países que han acordado apoyar la lucha contra ISIS, según el secretario de estado John Kerry.

Dinamarca enviará siete aviones de combate F-16, según dijo una portavoz.

El viernes, el ministro de exteriores ruso Sergey Lavrov también ofreció apoyo a Irak en la lucha contra el terrorismo, "sobre todo (contra) el Estado Islámico".

"El Estado Islámico, conocido también como ISIS o ISIL, supone ahora una amenaza enorme y única para el mundo entero", escribió Kerry el viernes en un editorial en el Boston Globe.

El nuevo apoyo viene a medida que los Estados Unidos gira su fuerza aérea sobre objetivos de ISIS, retirando vehículos en Siria e Irak y destruyendo un centro de mando y un puesto de control.

"Los errores del pasado”

Cameron reconoció que el recuerdo de ir a la guerra en Iraq en 2003 "pesa" en la Cámara de los Comunes. "Esto no es 2003, pero no hay que utilizar los errores del pasado como excusa para la inacción", dijo.

No hay "ninguna perspectiva realista" de derrotar a ISIS sin acción militar, dijo, y Gran Bretaña tiene ventajas únicas que ningún otro socio de la coalición puede ofrecer, incluyendo misiles de precisión y capacidades de vigilancia.

"También es nuestro deber tomar parte", dijo. "La protección de las calles de Gran Bretaña no es una tarea que estamos preparados para subcontratar completamente con otras fuerzas aéreas de otros países".

El año pasado, Cameron sufrió una dolorosa derrota con los Comunes cuando los diputados votaron en contra de la acción en Siria en respuesta a las denuncias de que el gobierno sirio había usado armas químicas contra su propio pueblo.

Sobre la posibilidad de la participación de Gran Bretaña en Siria, el ministro de exteriores Philip Hammond dijo a CNN que no es inevitable, pero que la posibilidad no se ha descartado todavía.

"Si pudiéramos decidir en algún momento en el futuro que sería adecuado para el Reino Unido unirse a los ataques aéreos, podríamos hacer una contribución útil y valiosa, entonces tendríamos otro debate en el Parlamento sobre esa proposición", dijo.

Los Estados Unidos y sus socios de la coalición comenzaron los bombardeos en Siria esta semana contra objetivos de ISIS.

La aviación estadounidense ya había realizado ataques aéreos contra ISIS —el grupo también conocido como ISIL, que se autodenomina Estado Islámico— en Iraq desde el mes pasado.

“Paraíso para el terrorismo”

El líder laborista Ed Miliband dijo que él también apoya la intervención contra ISIS en Iraq, ya que representa una amenaza para Gran Bretaña.

Su ambición de crear un estado islamista desestabiliza la región y hace que sea más probable que Iraq se convierta en "un paraíso y centro de adiestramiento de terroristas contra el Reino Unido", dijo.

Señaló que algunos en el Parlamento se estarán preguntando si esto es una repetición de lo ocurrido en el período previo a la guerra en Iraq en 2003. "En mi opinión, no lo es", dijo, explicando que las circunstancias ahora son "manifiestamente diferentes".

El viceprimer ministro Nick Clegg, el líder de los Demócratas Liberales, dijo a principios de esta semana que su partido apoyará la campaña aérea en Iraq por una serie de razones, entre ellas que es legal y ha sido solicitada por el gobierno iraquí.

Súplica por los rehenes

ISIS ha decapitado a un rehén británico, David Haines, a principios de este mes y tiene otro rehén británico, Alan Henning. El grupo también ha publicado videos de la decapitación de dos periodistas estadounidenses, James Foley y Steven Sotloff.

Los líderes musulmanes de todo el mundo han pedido la liberación de Henning.

Entre ellos está Shaykh Haitham Al Haddad, un juez en el Consejo de la Sharia en Londres, quien ha dicho que "cualquiera queja que se tenga de la política exterior estadounidense o británica, la ejecución de este hombre no es la respuesta".

ISIS ha estado aumentando sus amenazas contra Estados Unidos y Occidente.

Este verano, el grupo declaró el establecimiento de un "califato", un Estado islámico que se extiende por el territorio que ha conquistado.

Isa Soares y Radina Gigova contribuyeron con este reporte.