Por Chris Murphy, CNN

(CNN) – A Rory McIlroy le encanta hacer birdies, pero también es partidario de las selfies poco comunes.

Y gracias a un cambio de idea de última hora de los organizadores de la Ryder Cup, el golfista número uno del mundo puede tuitear en las redes sociales tantas fotografías como quiera, durante la lucha transatlántica entre Europa y Estados Unidos que inicia este viernes.

La prohibición de publicar imágenes en las redes sociales durante el torneo ha sido revertida, lo cual sin duda alguna complacerá al cuatro veces campeón de los "Majors" Rory Mcllroy y a sus 2,1 millones de fanáticos seguidores en Twitter.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

Esta actitud pro-selfie refleja un creciente cambio en la postura de las autoridades del golf, dejando a la Ryder Cup 2014 lista para que sea la competencia más socialmente conectada en los 87 años de historia de la competencia por equipos.

"Los selfies son positivamente fomentados y espero ver muchos de ellos", dice su director de equipo Edward Kitson. "Queremos que la gente comparta sus historias en línea y se sientan parte de la Ryder Cup".

Esta afición por compartir también se extenderá a las ultrarápidas conexiones inalámbricas 4G y a las pulseras de radiofrecuencia, lo que les permitirá a los fanáticos disfrutar de las actividades a lo largo de todo el recorrido y publicar sus experiencias en las redes sociales al instante.

Y si bien hay reglas establecidas para minimizar la interrupción durante el juego, todo esto ni siquiera se acerca a las restricciones durante el período de seis años entre 2007 y 2012, cuando los teléfonos celulares fueron prohibidos del Abierto Británico luego de varias quejas de los jugadores.

El deporte se ha convertido en una de las atracciones más populares en Twitter y Facebook, y hoy en día una fuerte presencia en los medios sociales es esencial para cualquier evento.

"Ahora hay una expectativa entre los fanáticos de que su experiencia, de alguna manera incluirá a los medios sociales", le dijo Caroline Cheese a CNN desde las oficinas de LiveWire Sport con sede en el Reino Unido, y que tienen dentro de su cartera de clientes a la Liga Premier Inglesa y a la emisora Channel 4.

"Los eventos ahora ven la estrategia social como una parte crucial del proceso de planificación, no sólo como un lujo o una idea tardía adicional".

"Tampoco es que simplemente inicie cuando el evento comienza. Estos acontecimientos pueden iniciar conectándose con sus fanáticos con meses de anticipación, generando ruido (en las redes), ofreciendo competencias exclusivas y, mientras tanto, creando una base de datos de fanáticos fieles".

Incluso esos fanáticos que están en la tribuna en un evento deportivo, están desarrollando un apetito por la interacción dentro del juego.

Gracias al confiable wifi a lo largo de los campos en Hoylake durante el Abierto Británico, muchos fanáticos pudieron ver la acción justo frente a ellos y además seguir la cobertura de televisión en una tableta o en un teléfono celular.

El concepto de "segunda pantalla" –viendo televisión con un teléfono celular, computadora portátil o tablet que se tenga a mano– se ha convertido en la norma durante los últimos años gracias a la explosión de las redes sociales. Ahora los clubes y las marcas están cayendo en la cuenta de la oportunidad que esto les presenta.

El Celtic, campeón escocés del fútbol, ha sido elogiado por su red de wifi dentro del estadio y su aplicación Matchday, la segunda en su tipo en Europa.

La aplicación provee comentarios, estadísticas, imágenes y encuestas interactivas durante un juego, mientras que destaca lo mejor de las redes sociales.

También alienta a fanáticos a votar por el jugador patrocinado durante el juego.

"Si piensas en esto, es totalmente natural. Tú revisas tu teléfono las veces que quieras hacerlo durante el día, si estás en un evento deportivo en vivo por supuesto que quieres hacer eso", dijo a CNN Niall Coen, director ejecutivo de Snack Media y programador de la aplicación.

"Es la naturaleza humana, todos quieren hablar acerca de la anotación del gran gol que ellos vieron, o debatir si esa era una tarjeta roja o un penal".

"Cuando ves algo que es importante para ti, quieres compartirlo con personas afines y ésa es la premisa básica en este negocio de las redes sociales, no solamente en el deporte".

"Parte del proyecto en el Celtic, y parte de su éxito, es ser capaces de cerrar esa brecha porque cuando tienes enormes cantidades de personas reunidas en un lugar, no cuentas con la cobertura y conectividad".

Los planes futuros de la aplicación incluyen la posibilidad de que los fanáticos compren entradas o pidan comida y bebidas y que las recojan durante el medio tiempo.

Y a medida que la presencia del deporte en las redes social continúe evolucionando y que la tecnología mejore, Coen piensa que no pasará mucho tiempo antes de que los titulares de derechos entren personalmente en la acción.

"Los ‘likes’ en Twitter y Facebook son bastante claros sobre el hecho de que el deporte es uno de los más grandes intereses entre sus usuarios", agregó Coen.

"Una manera en que podría desarrollarse es que algunos de los titulares de derechos más importantes en los deportes y el fútbol podrían unirse y hacer su propio canal".

"O quizás Twitter y Facebook podrían mejorar su oferta, con áreas VIP que incluyan la transmisión de algún evento en especial, donde tengan a los mejores comentaristas".

La reciente Copa del Mundo destacó la importancia de las redes sociales para cualquier evento deportivo a nivel mundial.

Un total de 672 millones de tuits relacionados con el máximo evento del fútbol fueron enviados durante el campeonato que se realizó en Brasil, un nuevo récord según Twitter.

Los 35,6 millones de tuits enviados durante la humillante derrota de Brasil 7-1, frente al eventual ganador, Alemania, fueron el máximo enviado durante un solo evento deportivo.

Y esto muestra que ya sea dentro o fuera del estadio, el debate en línea sobre el partido está creciendo aún más.

"Los fanáticos ya no son pasivos, quieren sentirse parte del evento y los medios de comunicación son cruciales en eso" explicó Cheese.

"Esto permite que los eventos ofrezcan contenido detrás de bambalinas, competencias, iniciativas de hashtags para permitirle a los fanáticos conectarse entre ellos y con el evento en sí".

"Quizás, su papel más crucial –especialmente para eventos realmente grandes– es reunir una audiencia mundial".

"Por ejemplo, la Liga Premier –y muchos de sus clubes– se involucran directamente con sus millones de fanáticos en China a través de canales como Sina Weibo".

"El gran partido podría tener lugar en Manchester, pero su alcance es mucho, mucho más amplio que eso".