(CNN) - Un grupo de control con sede en Londres afirmó este sábado que ataques aéreos de la coalición anti-ISIS habrían causado la muerte de seis civiles cerca de la ciudad siria de Al-Hasakah.

CNN no pudo confirmar de forma independiente el informe del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, con sede en Londres.

Además, aviones de guerra de Estados Unidos y sus aliados han atacado enclaves cercanos a la norteña ciudad siria de Ayn al-Arab, escenario de enfrentamientos entre ISIS y las fuerzas kurdas en los últimos días, según confirmó el Comando Central de Estados Unidos.

El Comando Central de Estados Unidos afirmó el sábado que los ataques aéreos golpearon un vehículo ISIS y varios edificios que formaban parte de una guarnición ISIS cerca de al-Hasakah.

En los ataques aéreos cerca de Ayn al-Arab, bombardearon un edificio y dos vehículos armados en un cruce fronterizo con Turquía, dijo el ejército.

Combatientes kurdos sirios en Alishar, un pueblo a pocos kilómetros de Ayn al-Arab, dijeron que el ataque aéreo alcanzó un cruce fronterizo no oficial cerca de la aldea.

Estos ataques son los primeros conocidos de la coalición cerca de la frontera con Turquía. Ese país no está participando en los ataques aéreos y ha presionado repetidamente para que una zona de seguridad internacional separe el combate en Siria de la frontera turca.

Una declaración en video supuesta publicado online este sábado por Al-Nusra, la franquicia de Al Qaeda en Siria, condena los ataques aéreos de la coalición lideradas por Estados Unidos. Un hombre identificado como Abu Firas al-Souri, portavoz del grupo, denunció la participación de los países musulmanes en la coalición.

Además de la Fuerza Aérea de Estados Unidos y aviones de la Marina, los aviones de guerra de Arabia Saudita, Jordania y los Emiratos Árabes Unidos participaron en ataques en Siria, dirigidos también contra las fuerzas de ISIS en varios otros lugares, dijo el Comando Central.

Un combatiente kurdo en la región y el Observatorio Sirio de Derechos Humanos habían informado de los ataques aéreos en las proximidades de la aldea de Alishar, al oeste de Ayn al-Arab.

Los ataques aéreos de la coalición también destruyeron vehículos ISIS y una posición de combate cerca de Erbil, Iraq, según el Comando Central.

Fuerzas kurdas han estado luchando contra ISIS durante días para evitar la caída de Ayn al-Arab, que también se conoce como Kobani. Es la última ciudad kurda en esa región del noroeste de Siria, y en ella un asalto de ISIS envió a unas 200.000 personas a Turquía.

Al menos cuatro proyectiles de mortero disparados supuestamente por fuerzas ISIS han aterrizado en Kobani, según Alan Minbic, un soldado kurdo sirio que estaba luchando en una zona entre Ayn al-Arab, que también se conoce como Kobani y Aidek.

Un equipo de la CNN vio a combatientes kurdos utilizando artillería pesada y fuego de ametralladora para hacer retroceder a los combatientes de ISIS más allá de la línea que estaban ocupando.

El sábado, un funcionario de Defensa del Reino Unido anunció que aviones de combate británicos comenzaron a participar en los vuelos de reconocimiento sobre Irak menos de 24 horas después de que el Parlamento votara a favor de aprobar la participación del país.

Dinamarca y Bélgica también firmaron el viernes, sumándose a una lista de más de 50 países europeos, asiáticos y árabes que se han unido a la lucha, según funcionarios estadounidenses.

Las fuerzas estadounidenses continúan atacando objetivos en Irak y Siria, con aviones despegando desde el USS George HW Bush a una frecuencia de 55 segundos, según la reportera de CNN Becky Anderson, que se encuentra a bordo del portaaviones en el Golfo Pérsico.

Estados Unidos lanzó ataques aéreos contra ISIS en agosto en un esfuerzo por contener el avance impresionante del grupo en todo Irak. El grupo, que se autodenomina el Estado Islámico, expulsó a las fuerzas iraquíes y se hizo cargo de vastas áreas del país. Algunos analistas advirtieron que Bagdad estaba en riesgo de caer al grupo extremista bien armado, organizado y financiado sin la participación occidental.

Si bien los avances más espectaculares se han detenido, los líderes occidentales han advertido de una larga lucha contra el ISIS, diciendo que podría tomar años antes de que el grupo está totalmente desalojado.

Los reporteros de CNN Arwa Damon, Ingrid Formakek, Salma Abdelaziz y el periodista Aref al Krez contribuyeron a este reportaje.