(CNN) – El keniata Dennis Kimetto se convirtió en el primer hombre en correr una maratón en menos de dos horas y tres minutos, rompiendo así el récord mundial en Berlín el domingo.

Kimetto, de 30 años, superó por 26 segundos la marca anterior que su compatriota Wilson Kipsang estableció el año pasado en Berlín. Kimetto marcó un tiempo de dos horas, dos minutos y 57 segundos.

El atleta, oriundo de la región del Vale del Rift, lugar de nacimiento de muchos grandes maratonistas, se enfrentó al también keniano Emmanuel Mutai en las etapas finales, superándolo a falta de cuatro kilómetros.

Pero fue Kimetto, favorito antes de la carrera, quien logró la gloria, y dijo que se dio cuenta durante la carrera que el récord estaba al alcance.

“Mientras avanzaba la carrera, vi que lo podría hacer; estoy encantado de haber ganado”, les dijo Kimetto a los periodistas tras su victoria.

Él hace parte de un grupo de jóvenes keniatas quienes dominan la escena atlética mundial, llevando el récord más cerca de la marca mágica de dos horas.

El mejor tiempo de Kimetto hasta ahora había sido dos horas, tres minutos, 45 segundos, establecido en la maratón de Chicago en 2013, cuando de nuevo relegó a Mutai al segundo lugar.

En la carrera femenina, Tirfi Tsegaye de Etipoía se llevó la victoria con un tiempo de dos horas, 20 minutos y 18 segundos, nueve segundos por delante de su compatriota Feyse Tadese.

La estadounidense Shalane Flanagan fue tercera en un récord personal de dos horas, 21 minutos y 14 segundos.