CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
#RescateSirios

“Vivir en un campamento fue muy difícil”, dice familia iraquí refugiada en Chile

Por Marysabel E. Huston-Crespo

Por Felipe Guler para CNN

Santiago, Chile (CNN Español) – Yasser Abujusa nació hace 28 años en Bagdad, la capital de Iraq. En el año 2006 escapó de los horrores de la guerra para proteger a su familia, junto a su mujer Layla y sus hijas Sara y Esra buscaron ayuda humanitaria y emigraron al campamento de Al Tanaf en la frontera con Siria.

“Nosotros vivimos en el desierto, en campamentos. Una carpa y vivir dos años es muy peligroso. Mucho frío, mucho calor, mucho animal, serpientes. Mucho, mucho animal. Para nosotros vivir en un campamento fue súper difícil”, cuenta Yasser.

En el año 2008 una delegación de las Naciones Unidas les ofreció dejar el campamento y viajar a Chile, un país que para ellos era totalmente desconocido. A los pocos días, Yasser y su familia llegaron a Chile y fueron recibidos por la presidenta Michelle Bachelet.

Inmediatamente después fueron trasladados a la localidad de San Felipe, un pueblo agrícola ubicado a unos 100 kilómetros de la capital, Santiago.

Durante los primeros 2 años, el programa incluía ayuda económica, clases de español y subsidios para una vivienda. Sin embargo, Yasser confiesa que el cambio de idioma y las diferencias culturales fueron difíciles de superar.

“Los primeros años (fueron) súper difícil”, cuenta Yasser. “Son muchas diferencias con mi país”.

Con el tiempo se fueron adaptando y hoy Yasser trabaja como mecánico en un taller de automóviles y agradece lo inclusivos que han sido los chilenos.

Chile es un “muy buen país para vivir, muy tranquilo, harto trabajo, muy buen trato”, dice Yasser.

Han pasado 6 años desde su llegada y la familia ha crecido. Hoy tiene 5 hijos y 3 de ellos son chilenos: Ammar, Mohamed y Ahmed. Los pequeños comentan que son muy felices en Chile y que les encanta ir al colegio para aprender español.

Sara, su hija mayor relata que el hijab –o velo– característico de las mujeres musulmanas, es lo que más llama la atención de sus compañeros.

“Yo uso ese pañuelo porque (desde) pequeña tengo que usarlo porque tengo que acostumbrarme hasta (que sea) grande”, cuenta Sara.

Yasser Abujusa aún vive en San Felipe y asegura que venir a Chile fue una buena decisión, que logró su objetivo de vivir en paz y que no tiene planes de volver a los países árabes.

“Yo estoy muy tranquilo aquí en Chile. Mira a mis hijos, ¡son felices!, chilenos con nacionalidad, no quiero más. Quiero vivir tranquilo”, agrega Yasser.

Mientras Siria enfrenta un nuevo conflicto armado y vive una de las peores crisis humanitarias de la historia, la presidenta Michelle Bachelet anunció durante la Asamblea General de las Naciones Unidas que estaría dispuesta a recibir más refugiados que tal como Yasser quieren escapar de los bombardeos y dejar todo atrás para buscar mejores oportunidades.