Un aviador de EE.UU. muere y dos están desaparecidos por paso del tifón Phanfone

Por Jethro Mullen y Josh Levs, CNN

(CNN) - Tres aviadores estadounidenses fueron arrastrados por el mar de su puesto de estación en la base aérea de Kadena en Japón el domingo. Uno de ellos murió.

La Fuerza Aérea de EE.UU. dijo que el hombre fue sacado del mar por parte de la guardia costera japonesa y declarado muerto en un hospital local.

El incidente ocurrió a las 3:45 p.m. del domingo durante el paso de un fuerte tifón sobre la base militar estadounidense en Okinawa.

Los otros dos siguen desaparecidos y “el mar agitado complica las labores de rescate”, según la base, que dijo que realiza la búsqueda de forma conjunta con las autoridades japonesas.

La Fuerza Aérea no divulgará los nombres hasta que notifique a sus familiares.

El tifón Phanfone pasó cerca de la punta sur de Japón en la tarde del domingo con vientos sostenidos de hasta 167 kilómetros por hora. Empezó a girar al noreste y se espera que rodee la costa sureste del país en las próximas horas.

“Estamos hablando de lluvias torrenciales y vientos significativos”, dijo Ivan Cabrera, meteorólogo de CNN International.

Se pronostica que Phanfone se debilite antes de acercarse a Tokio el lunes, según el Centro de Alertya de Tifones de EE.UU.

La tormenta podría tocar tierra en una península al sur de la ciudad de Osaka y hacerlo de nuevo más hacia el este, cerca de la ciudad de Hamamatsu.

El Observatorio de la Tierra de la NASA tuiteó una foto el sábado mostrando el gran tifón.

Los fuertes vientos de la tormenta podrían llevar lluvias oleadas a las bahías a lo largo de la costa sureste, incluyendo la de Tokio, dijo Cabrera.

Los aludes también son un riesgo en las regiones montañosas, pues se espera que el tifón lleve de 100 a 200 milímetros de lluvia a algunas zonas.

Las autoridades han expresado particular preocupación por la situación en el Monte Ontake, un volcán que tuvo erupción el fin de semana pasado, matando a decenas de excursionistas.

El tifón ha causado que sean suspendidas las labores de rescate por una docena de personas que siguen desaparecidas en el volcán, reportó la agencia de noticias japonesa Kyodo.

La alta acumulación de ceniza volcánica en la montaña, sumada al pronóstico de fuertes lluvias, incrementa el riesgo de deslizamiento de tierras.