Por Pamela Brown, CNN

(CNN) – El FBI pidió el martes la ayuda del público para identificar a un miliciano de ISIS que habla inglés y que parece haber ayudado a ejecutar a soldados sirios en un video del grupo terrorista divulgado el mes pasado.

En el video de 55 minutos titulado “Llamas de guerra”, el yihadista cambia de árabe clásico a inglés perfecto con acento norteamericano, y parece orquestar la ejecución masiva de soldados sirios.

El FBI acudió al público a través de su sitio web, publicando una porción del video y pidiendo ayuda en caso de quien tenga información sobre la identidad del yihadista.

"Esperamos que alguien pueda reconocer a este individuo y nos proporcione información clave", según dijo el martes Michael Steinbach, subdirector de la división de contraterrorismo del FBI.

La solicitud es parte de la extensión más amplia que ha hecho el FBI al público para que ayuden a identificar a las personas que desean viajar al extranjero con el fin de luchar con los grupos terroristas, y a quienes regresan de esas luchas.

Funcionarios de inteligencia de Estados Unidos han estado tratando de analizar el reclutamiento en el que figura el yihadista de habla inglesa.

Los funcionarios consideran que el aspecto del asesino en el video es importante porque él da la impresión de ser, dicen, tan elocuente y persuasivo, una persona de influencia dentro del grupo terrorista.

En el video, hay varios hombres cavando una zanja detrás de él. El yihadista, cuyo rostro está cubierto, excepto sus ojos, afirma que son soldados sirios asignados a una base militar de la División 17, cerca de la ciudad siria de Raqqa, y que, después de un ataque de ISIS, estaban "cavando su propia tumba en el mismo lugar donde estaban instalados".

CNN no pudo verificar de forma independiente si los hombres en el video eran soldados, como asegura la propaganda.

El video después muestra al orador y a un grupo de militares ejecutando a los hombres, quienes caen en la zanja.

El hombre que dirigió esta atrocidad en el video podría ser un árabe que fue educado en Occidente. O podría ser un norteamericano o canadiense. De ser así, el analista de terrorismo de CNN, Paul Cruikshank, dijo que sería el primer yihadista norteamericano en cometer un crimen de guerra frente a las cámaras.

"Evidentemente, ISIS tenía bien pensado poner a este sujeto frente a las cámaras", dijo Frank Cilluffo, analista de seguridad de George Washington University. "¿Por qué?, porque parece norteamericano. El mensaje apuntaba a una audiencia occidental".

El domingo, el director del FBI James Comey le dijo a "60 minutes" de CBS que su agencia está rastreando a una docena de norteamericanos que se unieron a los grupos terroristas dentro de Siria.

"Estos violentos extremistas locales son almas atormentadas que buscan significado de una manera equivocada; así que, se encuentran con la propaganda y se radicalizan por su cuenta, es una especie de estudio independiente y también logran dotarse del entrenamiento necesario, de nuevo, por medio del Internet", le dijo Comey a CBS. "Y luego se involucran en el yihad tras salir de su sótano".

El mes pasado, las autoridades federales detallaron su caso contra el propietario de una tienda de alimentos de Nueva York, a quien acusaron de financiar a ISIS y de conspirar para matar a tiros a las tropas estadounidenses que habían servido en Irak.

Un agente del orden público le dijo a CNN que el ex residente de Boston y ciudadano estadounidense Ahmad Abousamra podría ser un jugador clave en la máquina de medios sociales de ISIS, la cual se ha vuelto famosa en las últimas semanas por lanzar propaganda cruel en línea; mensajes que tienen como objetivo tanto aterrorizar como reclutar a los occidentales.

Y CNN obtuvo cintas de terroristas norteamericanos en los que reclutan a amigos en los Estados Unidos para que se unan a grupos terroristas como ISIS.

ISIS ha reclutado con éxito a un gran número de combatientes extranjeros de todo el mundo, incluso provenientes de Estados Unidos y Europa Occidental.

Una fuente de la CIA le dijo a CNN el mes pasado que más de 15.000 combatientes extranjeros, entre ellos 2.000 occidentales, habían ido a la guerra civil en Siria. No quedó claro de inmediato cuántos se habían unido a ISIS y cuántos estaban con otros grupos que se oponen al gobierno sirio.

Los combatientes extranjeros provienen de más de 80 países, dijo la fuente de la CIA.

Un alto funcionario del Departamento de Estado insistió el lunes en el hecho de que los esfuerzos de Estados Unidos para combatir el poderoso mensaje en línea de ISIS está funcionando, al evitar que los jóvenes descontentos se unan al grupo extremista.

"Contamos con evidencia de que hay jóvenes que no se han unido porque de alguna manera hemos intercedido", dijo el subsecretario de Estado para Diplomacia Pública y Asuntos Públicos, Richard Stengel, el lunes a Elise Labott de CNN.

"Están leyendo los mensajes y están escuchando los mensajes... no solo de nosotros, sino de los cientos de clérigos islámicos que han dicho que esto es una perversión del Islam y de los cientos de eruditos islámicos que han dicho lo mismo".

"Es un cohorte muy pequeño”, dijo Stengel acerca de los casos denominados "combatientes extranjeros" que se originan en Estados Unidos.

rente a una cámara.