Multan al hotel Marriott con 600.000 dólares por bloquear el Wi-Fi de los huéspedes
La FCC dice que Marriott bloqueó las redes Wi-Fi de los huéspedes el año pasado durante un evento en un hotel y centro de convenciones en Nashville.

Por Katia Hetter

(CNN) — ¿Piensas que los hoteles bloquean de forma deliberada tus redes Wi-Fi personales con la intención de que compres el de ellos?

No, no es solo una teoría de conspiración. Resulta que el gobierno federal también está preocupado por eso.

Marriott ha acordado pagar una multa de 600.000 dólares después de que la Comisión Federal de Comunicaciones encontrara que la compañía bloqueó las redes Wi-Fi de los consumidores el año pasado durante un evento en un hotel y centro de convenciones en Nashville.

Al mismo tiempo, Marriott le cobraba a los expositores y a otros hasta 1.000 dólares por dispositivo para acceder a la red inalámbrica del hotel, anunció la FCC el viernes.

"Los consumidores que compran planes de datos de telefonía celular deberían poder usarlos sin el temor de que su conexión personal a Internet sea bloqueada por su hotel o centro de conferencias", declaró el Jefe de la Oficina de Aplicación de normas de la FCC.

La ley federal prohíbe que las personas utilicen un dispositivo que interfiera con redes de telefonía celular, GPS o inalámbricas.

Esta es la primera vez que la FCC ha investigado a un hotel por bloquear el Wi-Fi de sus huéspedes, según un alto funcionario de la FCC con conocimiento de la investigación. El bloqueo ilegal no es "interferir" en el sentido tradicional, donde alguien utiliza un dispositivo de interferencia para bloquear las señales inalámbricas. En cambio, los empleados de Marriot estaban utilizando el propio sistema Wi-Fi del hotel para bloquear los puntos de conexión de las personas, dijo el funcionario de la FCC.

La orden no solo afecta a una propiedad de Marriott.

Bajo el decreto de consentimiento de la FCC, Marriott no debe bloquear el Wi-Fi de los huéspedes en absoluto en ninguna de las propiedades que posee y administra. La empresa también debe presentar planes de cumplimiento a la FCC cada tres meses, durante tres años.

Una investigación federal en relación al Gaylord Opryland Resort & Convention Center en Nashville encontró que los empleados del Marriott habían usado "características de contención de un sistema de monitoreo de Wi-Fi" en el hotel para evitar que las personas accedieran a sus propias redes inalámbricas.

"Es inaceptable que cualquier hotel inhabilite intencionalmente los puntos de acceso personales mientras cobran altos precios a los consumidores y a las pequeñas empresas para usar la red Wi-Fi del hotel", dijo LeBlanc. "Esta práctica pone a los consumidores en la insostenible posición de pagar el doble por el mismo servicio o directamente renunciar al acceso a Internet".

Marriott emitió la siguiente declaración la tarde del viernes, en la que defendía sus acciones:

"Marriot tiene un fuerte interés en asegurar que cuando nuestros huéspedes usen nuestro servicio de Wi-Fi, estarán protegidos de puntos de acceso inalámbricos fuera de control que pueden causar una degradación del servicio, ataques cibernéticos insidiosos y robo de identidad", indicaba la declaración. "Como muchas otras instituciones y compañías en una gran variedad de industrias, entre ellas hospitales y universidades, Gaylord Opryland protegió su red inalámbrica mediante el uso de equipo autorizado por la FCC, provisto por fabricantes conocidos y de confianza".

"Creemos que las acciones de Opryland fueron legales. Seguiremos animando a la FCC para que implemente una regla con el fin de eliminar la continua confusión que se da como resultado de la acción de hoy, y evaluar los méritos de la política subyacente".

En marzo de 2013, la FCC recibió una queja de alguien que había asistido a un evento en el Gaylord Opryland y afirmó que el hotel que estaba "causando interferencia en los puntos de acceso en el móvil para que no pudieras usarlos en el espacio de la convención", indicaba la declaración de la FCC.

Bloquear el Wi-Fi personal de un viajero solo sirve para exasperar aún más a los huéspedes de un hotel, dijo Benet Wilson, quien escribe en un blog sobre viajes en AviationQueen.com.

"Los viajeros ya están molestos porque los hoteles de alta gama siguen cobrando por el acceso a la red inalámbrica, y es por eso que llevan su propio Wi-Fi", le dijo Wilson a CNN.

"Así que es realmente irritante cuando te enteras de que una compañía como Marriott, que tiene una buena reputación hace algo que causa un serio inconveniente a los clientes. Y el hecho que se hayan aprovechado de sus clientes de una forma tan descarada tampoco ayuda".

Marriott y sus marcas operan más de 3.000 hoteles en los Estados Unidos, de acuerdo a la página web de la compañía.