(CNN) - Seis jugadores de fútbol adolescentes acusados ​​de novatadas y abusos sexuales en una escuela secundaria de Nueva Jersey fueron detenidos la noche del viernes, según la fiscalía del condado de Middlesex.

Los jóvenes aullaban, apagaban las luces y luego abusaban sexualmente de sus compañeros más jóvenes de la Sayreville High School, según dicen los padres y los jugadores.

Las identidades de los adolescentes, de edades comprendidas entre 15 a 17, se mantienen en secreto debido a su edad, pero la Oficina del Fiscal del Condado de Middlesex dio a conocer detalles de los cargos en un comunicado el viernes. Un séptimo adolescente también ha sido acusado.

"Tres de los acusados ​​menores de edad están acusados ​​de asalto sexual, contacto sexual criminal, conspiración para cometer sexual contacto con agravante penal, retención ilegal, y novatadas por participar en un acto de penetración sexual a una de las víctimas menores de edad", dice el comunicado.

Un tribunal de familia decidirá si los seis adolescentes permanecerán en un centro de detención en espera de una audiencia judicial o serán entregados a la custodia de sus padres o tutores.

El entrenador y los funcionarios no hicieron comentarios sobre los detalles del abuso, pero parece que pudo haberse producido a lo largo de todo un año. Un artículo de la revista Sports Illustrated indicó que los abusos probablemente no implicaron coito.

"Hubo incidentes de acoso, intimidación que tuvieron lugar a nivel generalizado, que los jugadores sabían, toleraban y en general aceptaron", dice el superintendente Richard Labbe, quien ha cancelado la temporada de fútbol del equipo de éxito.

Los Bombers de Sayreville ganaron el campeonato estatal tres de los últimos cuatro años. Ahora los padres que disfrutaban viendo a sus hijos victoriosos están molestos por saber que la temporada no continuará.

"Nunca he visto a mi hijo dedicarse tanto a algo, y quiero que juegue el resto de la temporada", dijo una madre en una reunión en la escuela ganándose un fuerte aplauso. Jugadores también han expresado su frustración por no ser capaz de terminar lo que han empezado.

Los padres de ambas partes han contratado a abogados.

A fecha de hoy la audiencia no se ha determinado, según la Oficina del Fiscal del Condado de Middlesex.