CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Salud

¿Cuánto ejercicio tengo que hacer para poder comer esto?

Por CNN en Español

Por Jacque Wilson

(CNN) — Para inicios del próximo año, más de 20 cadenas de restaurantes especificarán la cantidad de calorías que tienen sus productos en el menú. Sin embargo, esa información podría no ser suficiente para cambiar el comportamiento de los consumidores, dicen los investigadores.

Según un nuevo informe publicado en el American Journal of Public Health, el número de calorías de una porción de comida o bebida no significa gran cosa para mucha gente. Pero mostrarle a las personas cuánta actividad tendrían que hacer para quemar esas calorías podría ser suficiente como para convencernos de abandonar nuestros hábitos poco saludables.

Si estás desde un móvil mira las imágenes aquí

Los investigadores publicaron diferentes tipos de etiquetas en seis tiendas en Baltimore. Un tipo de estas etiquetas indicaba el número de calorías contenidas en una botella normal de gaseosa. Otro tipo indicaba la cantidad de azúcar en la misma botella. Un tercer tipo de etiqueta mostraba o el número de minutos que tendrían que correr o el número de kilómetros que tendrían que caminar para quemar esas 250 calorías extra.

Los científicos registraron todas las compras realizadas por el grupo objetivo del estudio: adolescentes negros de 12 a 18 años de edad. También le preguntaron a algunos de los adolescentes qué pensaban de las etiquetas, cuando salían de las tiendas.

Los fabricantes de gaseosas quieren disminuir las calorías: pero, ¿realmente es mejor la dieta?

En general, la autora del estudio encontró que proporcionar cualquier tipo de información sobre las calorías animaba a más adolescentes a comprar agua o gaseosa de dieta en lugar de una bebida endulzada con azúcar. Pero las etiquetas que mostraban la información de la actividad física tenían un efecto más fuerte que los otros tipos de etiquetas.

“Hay un fuerte vínculo científico entre el consumo de bebidas azucaradas y la obesidad”, dijo en un comunicado la autora del estudio, Sara Bleich, del Departamento de Políticas y Manejo de Salud de la Escuela Bloomberg de Salud Pública, de la Universidad de John Hopkins. “Utilizar estas etiquetas fáciles de entender y fáciles de instalar pueden ayudar a promover la prevención de la obesidad”.